Por abusos del INM, migrante en huelga de hambre amenaza con quitarse la vida

En sus comunicados, el INM asegura que rescata a los migrantes de situaciones insalubres y del hacinamiento | Foto: @INM
Una denuncia anónima mostró la realidad de lo que pasa al interior de las estaciones migratorias del INM, donde los abusos son constantes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Abusos de autoridad, falta de claridad en sus procesos y hasta extorciones, estas son algunas de las constantes que los migrantes retenidos en las estaciones migratorias del Instituto Nacional de Migración (INM) experimentan durante su aseguramiento; debido a todo esto un migrante decidió iniciar una huelga de hambre el pasado 28 de agosto, pues no soporta más la situación.

Fue a través de una denuncia anónima que Conexión Migrante tuvo conocimiento de la protesta del migrante de aproximadamente 40 años, originario de Cuba. Esta persona amenaza con quitarse la vida, no sólo por la huelga de hambre, la desesperación lo ha hecho pensar en colgarse.

Tal vez te interese:  Caravana migrante: las claves para entender lo que está pasando en Chiapas
Tal vez te interese:  Amontonados y encerrados, así tiene INM a niños migrantes en el AICM

De acuerdo con el testimonio, los agentes del INM le pidieron mil dólares al migrante para darle una respuesta sobre su caso. Desafortunadamente, al no poder pagar esta cantidad, su estancia en la estación migratoria se ha extendido por mucho tiempo.

Aunque este caso es un extremo de lo que puede provocar el abuso de las autoridades, no es único, los abusos de autoridad y corrupción son una constante que enfrentan los migrantes de países como Cuba, Nicaragua, El Salvador.

Hace un par de semanas, este hombre vio cómo tuvieron que trasladar a una mujer en huelga de hambre a un hospital.

Además de estar privados de su libertad, las autoridades les impiden realizar llamadas telefónicas, los someten a maltrato psicológico y hasta físico. Incluso, los agentes del INM les llegan a vender las llamadas y las comidas a las personas retenidas.

Nadie sabe qué es lo que pasa dentro de las estaciones del INM

No cualquiera puede ingresar a las estaciones migratorias del INM, sólo unas pocas organizaciones e instituciones en todo el país tienen permiso. Además, dentro de ellas está prohibido tomar fotos, videos o grabar audios, sólo se pueden documentar cosas de forma escrita.

De acuerdo con las autoridades esto es así para proteger la integridad de las personas migrantes y por motivos de seguridad nacional. Sin embargo, esta opacidad es lo que permite que las autoridades vulneren los derechos de las personas con total impunidad, pues nada ve nada.

A esto se suma la terminología que utilizan las autoridades, el INM no detiene a las personas y sus instalaciones son no cárceles. Al estar asegurados en una estación migratoria, las autoridades pueden tener a una persona retenida por meses en lo que “se procesa” su caso.

Ingresar al país sin autorización es una falta administrativa, con base en eso las autoridades privan de la libertad a las personas. De acuerdo con el Artículo 11 de la Constitución, toda persona tiene derecho a ingresar a México, salir de él y viajar por su territorio.

Los menores migrantes están expuestos

Aunque a inicios de 2021 las autoridades modificaron la ley para prohibir al INM tener a menores migrantes en sus instalaciones, aún hay niños en sus estaciones. Estos se encuentran hacinados en cuartos improvisados y nadie puede acercárseles porque están bajo resguardo del DIF.

Además, los espacios habilitados para mantener a estos niños son inadecuados e insalubres.

Finalmente, estas prácticas se utilizan para disuadir a las personas de regresar a sus países, en parte por la presión del gobierno de Estados Unidos y por la decisión México. Mientras las autoridades no sean transparentes estos abusos persistirán.