Solicitudes de beneficio de desempleo en USA caen a nivel más bajo en 52 años

Las solicitudes de beneficio de desempleo bajaron y ahora hay escasez de trabajadores. | Foto: VOA/AP.
Actualmente, el problema principal para la economía estadounidense no es ofrecer empleos sino conseguir trabajadores para las vacantes existentes. | Con información de Voz de América, La República y France 24.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La semana pasada, las solicitudes de beneficio de desempleo en Estados Unidos cayeron a su nivel más bajo desde noviembre de 1969. Un total de 199 mil desempleados solicitaron asistencia durante la semana pasada, 71 mil menos que la semana anterior.

Tal vez te interese:  Solicitudes de beneficios de desempleo en USA caen a 267 mil, lo más bajo de la pandemia
Tal vez te interese:  Los 10 estados de USA que contratan a más migrantes sin estudios universitarios

Esta es la cifra más baja en 52 años y drásticamente diferente a los 6.1 millones que se alcanzaron a principios de abril del 2020, cuando la pandemia azotó el país y los empleadores empezaron a despedir a miles de trabajadores. Desde entonces, la economía se reabrió de forma más amplia y los estadounidenses han podido volver a trabajar.

La caída de las solicitudes de beneficio de desempleo es una señal de que la economía de Estados Unidos, la más grande del mundo, está en camino de recuperación.

El avance en este ámbito de la economía se produce incluso en medio de preocupaciones por el mayor aumento de precios en 30 años. Además de los problemas en la cadena de suministros que han hecho que se reduzca la entrega de algunos productos en las tiendas.

Ahora hay mucho empleo y pocos trabajadores

Actualmente, el problema principal para la economía estadounidense no es ofrecer empleos sino conseguir trabajadores para las vacantes existentes.

Durante el mes de octubre se añadieron 531 mil  puestos de trabajo. El aumento de empleo fue particularmente grande en los siguientes sectores:

  • Ocio y hotelería.
  • Servicios profesionales y comerciales.
  • Industria manufacturera.
  • Transporte y el almacenamiento.

Millones de estadounidenses aún no están dispuestos a salir de la seguridad de sus hogares y los empleadores están desesperados por cubrir un número casi récord de puestos.

Además, el cuidado de los niños sigue siendo un grave problema para los padres que trabajan, sobre todo porque los casos de Covid-19 están aumentando en muchos estados y las escuelas interrumpen las clases presenciales.

Con información de Voz de América, La República y France 24.