4 formas en las que el cierre de la frontera ha afectado la economía de USA y México

El cierre de la frontera entre México y Estados Unidos ha provocado la bancarrota de muchos negocios en la zona. | Foto: Pixabay.
El cierre de la frontera ha afectado mayoritariamente a Estados Unidos. Sin embargo, muchos trabajadores mexicanos se han quedado sin ingresos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El cierre de la frontera entre México y Estados Unidos se ha extendido por 17 meses. Además, de acuerdo con las declaraciones de Marcelo Ebrard, todo parece indicar que no habrá una apertura próximamente. Esto puede agravar las consecuencias económicas que ambos países ya están experimentando.

Aunque las actividades económicas de ambos países permanecen activas, el cierre del paso a turistas ha traído consecuencias para pequeños comerciantes del lado de USA. Mientras tanto, en el lado mexicano, los trabajadores han visto serias afectaciones en su economía familiar.

Tal vez te interese:  Frontera entre México y Estados Unidos no abrirá pronto: Marcelo Ebrard

1. El cierre de la frontera equivale también a cierre de negocios

De acuerdo con Irasema Coronado, de la School of Transborder Studies de Arizona State University, el cierre fronterizo ha tenido un grave impacto en los pequeños negocios ubicados del lado estadounidense.

Esto, debido a que dichos negocios tenían una cantidad importante de clientes que eran turistas mexicanos. Gracias a que no se está permitiendo la entrada de estos últimos, los negocios han tenido grandes pérdidas. Incluso, muchos de ellos han tenido que cerrar.

Tan sólo en la puerta de entrada de San Ysidro, California, unos 200 negocios suspendieron sus actividades definitivamente.

2. Menos impuestos y más gastos para los gobiernos

Otro impacto importante del cierre de la frontera se refleja en la recaudación de impuestos. Irasema Coronado observa que los gobiernos de la zona fronteriza han perdido parte de sus ingresos debido a la disminución de los impuestos a las ventas recaudados por los negocios locales.

Al no contar con esos ingresos, los estados en la frontera corren el riesgo de utilizar los fondos reservados para servicios públicos en otros gastos. Esto ya sucedió en Calexico, California, donde el alcalde Javier Moreno ha usado dichos fondos para sostener su gobierno a flote.

3. Los mexicanos se quedan sin trabajo

El cierre de la frontera ha afectado más a la economía estadounidense. Sin embargo, los trabajadores mexicanos también viven los estragos de esta medida.

Y es que muchos de ellos cruzaban a USA todos los días para trabajar. Sin embargo, desde el inicio de la pandemia se han quedado sin la posibilidad de viajar al lado estadounidense. Por lo tanto, ellos y sus familias se han quedado sin fuentes de ingreso.

Esto ha provocado un alza en los precios de servicios que antes realizaban los trabajadores mexicanos y que ahora tienen que desempeñar trabajadores estadounidenses, los cuales cobran sueldos mayores.

4. El cierre en la frontera también trae consecuencias médicas

Por último, la profesora Coronado indica que el cierre fronterizo puede afectar hasta la salud de los estadounidenses. Esto se debe a que muchos de ellos cruzaban del lado mexicano para recibir servicios médicos, consultas o acudir a farmacias.

Los estadounidenses prefieren no cruzar la frontera pese a que México no ha impuesto tantas restricciones. Por lo tanto, pueden sufrir afectaciones en su salud.

México, el “ganador” de la situación

A pesar de estas consecuencias negativas, los negocios en la frontera norte de México se han visto beneficiados gracias a que los connacionales se ven obligados a consumir en ellos al no poder cruzar a USA. Además, los mismos estadounidenses están cruzando a este país para hacer compras.

Aun así, tanto México como Estados Unidos continúan negociando para que la frontera pueda abrirse pronto. De hecho, el gobierno mexicano ha iniciado una campaña de vacunación en esta parte del país para lograr ese objetivo.

La profesora Coronado opina que, mientras tanto, se pueden implementar soluciones como dar apoyos económicos a los negocios fronterizos. Sin embargo, duda que algunos gobiernos accedan a ello. Además, agrega, mientras no haya consumidores que lleguen desde México, este tipo de reactivación económica será insostenible.