Así es como Biden podría reformar la ley migratoria de USA

Joe Biden en mensaje a los medios @JoeBiden 1
Actualmente, los presupuestos combinados de la CBP y de ICE superan a los de las demás fuerzas de seguridad, Joe Biden podría golpear ahí | Con información de Immigration Impact
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Cuando la nueva administración tome poder el 20 de enero, Joe Biden tendrá la oportunidad de reformar la aplicación de la Ley migratoria en Estados Unidos, la forma de hacerlo es recortar fondos a la migra, aseguró Immigration Impact.

A través de in análisis, el medio explicó que, nada más tome el poder, Biden se enfrentará a una de las crisis más importantes en la historia de EEUU, originada por la crisis sanitaria y la recesión económica provocada por el coronavirus Covid-19

Tal vez te interese:  Congreso refrenda la victoria electoral de Joe Biden
Tal vez te interese:  Estas son las propuestas de Joe Biden para los migrantes

Adicionalmente, Immigration Impact recordó que cambiar la situación de la inmigración es un tema de justicia racial.

¿Cuál es la situación actual de la ley migratoria en EEUU?

La última reforma de importancia tuvo lugar en 1996, con la Ley de Reforma de la Inmigración Ilegal y Responsabilidad del Inmigrante (IIRIRA).

Dichos cambios se aprobaron con la idea de “duros contra el crimen”, lo cual terminó en el sistema de encarcelamiento masivo que sigue vigente.

La IIRIRA se creó en la misma línea que el proyecto de ley contra el crimen de 1994.

La ley se hizo para castigar con mano dura la inmigración, con detención obligatoria para las personas condenadas, incluso por delitos menores, y para limitar las vías de alivio disponibles para los no ciudadanos en vías de deportación.

A 25 años de la aprobación de estas medidas la opinión pública ha cambiado, esto hace más fácil reformar la ley migratoria.

¿Cómo se puede cambiar el sistema migratorio?

En primer lugar, la propuesta realizada por los especialistas es reducir el presupuesto de la migra.

Actualmente, los presupuestos combinados de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) se han disparado a más de 25 mil millones anuales.

Cumplir con la ley de inmigración es mayor que el de las demás fuerzas de seguridad federales juntas.

El gobierno federal ha utilizado este presupuesto para construir asociaciones con los estados, los gobiernos locales y las empresas del sector privado.

Estas sociedades amplían aún más el alcance del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Esto crea un círculo en el que empresas y gobiernos estatales participan en el cumplimiento de la ley para obtener dinero.

En consecuencia, esto evita que haya un cambio y acaba con los derechos de ciudadanos y no ciudadanos.

Además, el DHS ha utilizado el proceso de asignaciones del gobierno para apropiarse de fondos de otras agencias, un ejemplo es el desvío de fondos de las Fuerzas Armadas al muro fronterizo.

Por el contrario, Immigration Impact recomienda enfocar el presupuesto en el acceso a los programas de administración de casos y abogados.

Estos programas han demostrado ser un éxito en garantizar que los inmigrantes se presenten a las cortes judiciales mientras están en libertad.

Lo mejor es que todo esto tiene un bajo costo para los contribuyentes.

Joe Biden debe reestructurar los procedimientos de la migra

En tanto, la nueva administración debe limitar los arrestos de migrantes y liberar a muchas de las miles de personas detenidas por ICE.

Continuar con los arrestos y deportaciones masivas durante la pandemia crea un riesgo innecesario para los migrantes, el personal gubernamental, las comunidades locales y los países receptores.

Sin embargo, se debe considerar que la detención de migrantes es un gran negocio.

Empresas privadas gana miles de millones de dólares anualmente deteniendo por la fuerza los no ciudadanos.

Aunque Joe Biden se ha comprometido a realizar cambios significativos en la política de EEUU, su administración debe comenzar de inmediato para reformar la aplicación de la ley de migratoria.