Maryland levantará la mayoría de las restricciones por la Covid-19 el 1 de julio

A partir del 1 de julio, el gobierno de Maryland comenzará a aplicar un plan de 45 días para iniciar la reapertura total del estado. Con información de La Opinión.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

¡Por fin! Este 1 de julio, el gobierno de Maryland levantará el estado de emergencia por la pandemia de Covid-19. Esto significa que se levantarán la mayoría de las restricciones para, así, iniciar la recuperación económica del estado.

Larry Hogan, gobernador de Maryland, hizo el anuncio oficial este martes. A través de su cuenta de Twitter, Hogan explicó que, después del 1 de julio, habrá un periodo de 45 días en el que poco a poco se irán relajando varias medidas. Según este plan, esta reapertura paulatina culminaría el 15 de agosto.

¿Qué estará permitido y qué no en Maryland?

A partir del 1 de julio, los habitantes del estado ya no tendrán la obligación de seguir usando mascarillas. Sin embargo, deberán seguir el mandato del gobierno federal y seguir utilizando cubrebocas en aviones, metro, autobuses y otros tipos de transporte público.

Tal vez te interese:  Estos son los memes que nos dejó el encuentro de AMLO y Trump

Por su parte, las empresas y negocios podrán fijar sus propias reglas sobre el uso de la mascarilla de los consumidores.

Por otro lado, Maryland también terminará con el requisito de hacer pruebas de Covid-19 a quienes viajen al estado. Estos viajeros tampoco deberán guardar una cuarentena obligatoria a partir del 1 de julio.

Después de esta fecha habrá algunos cambios que se darán de forma paulatina. Uno de ellos, por ejemplo, será cierta flexibilidad en el trámite para renovar las licencias de conducir.

También se retomarán los sistemas de cuidado de niños, aunque primero será con el personal esencial. Después se irá ampliando poco a poco.

Tal vez te interese:  ¿Te ofrecieron una visa 100% segura? Es una estafa

Otro cambio importante en Maryland es que el estado suspenderá la entrega de los beneficios por desempleo. Con esto, el gobernador Larry Hogan pretende motivar a las personas a que vuelvan a sus trabajos. No obstante, ha recibido varias críticas por parte de los demócratas.

Sin embargo, su estado no es el único que pretende terminar con estos beneficios. Otros lugares como Texas y Tennessee también acabarán con el apoyo a las personas desempleadas, aunque el mismo Joe Biden ha insistido en la importancia de este estímulo.

Con información de La Opinión