Denuncian a ICE por obligar a migrantes firmar su hoja de deportación

Los agentes de ICE detuvieron a 88 personas que habían sido liberadas por el gobierno de Nueva Jersey. | Foto: @ICEgov.
Amenazas de violencia y abuso físico fueron algunas de las tacticas usadas por ICE para 50 migrantes firmaran sus hojas de deportación | Con información de EFE
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Activistas denunciaron al gobierno del presidente Donald Trump porque los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) usaron la fuerza y tortura para que migrantes solicitantes de asilo firmaran sus hojas de deportación.

A través de un comunicado, las organizaciones Freedom for Immigration, Southern Poverty Law Center (SPLC), Detention Watch Network, Families for Freedom, Haitian Bridge Alliance, Louisiana Aid y Witness at the Border denunciaron que 50 cameruneses detenidos en cárceles de Luisiana fueron obligados a firmar el documento que los haría regresar a su país de origen.

Adicionalmente, las organizaciones adelantaron que este 10 de noviembre podría despegar otro avión de ICE con más migrantes que estaban tratando de pedir asilo.

De acuerdo con el documento, “ICE utilizó tácticas coercitivas contra seis solicitantes de asilo cameruneses detenidos en el Centro Correccional del Condado de Jackson, Luisiana”.

Tal vez te interese:  ¿En qué lugares no me puede detener ICE? Checa los lugares sensibles

Las tácticas incluyen:

  • Amenazas de violencia
  • Abuso físico
  • Toma forzosa de huellas dactilares con moderación para certificar por la fuerza la deportación y el papeleo de viaje.

Hay más prisiones de ICE con denuncias

En octubre, las organizaciones denunciaron abusos similares contra ocho solicitantes de asilo cameruneses en el Centro Correccional del Condado de Adams en Mississippi.

“Dije que mi caso está pendiente de una moción de reapertura y que deseaba hablar con mi abogado, pero se negaron a cumplir con mi solicitud”, describió una persona, identificada como B.N.

“Cuando se dieron cuenta de que no iba a firmar, llamaron al supervisor de ICE”, declaró el hombre.

Cuando el supervisor llegó se abalanzó sobre B.N., puso su mano sobre su cuello, más agentes llegaron para someterlo.

“Me apretaron el brazo izquierdo hasta que me dolió, mientras otros intentaban colocar el dedo de mi mano derecha sobre el papel”, finalizó.

En tanto, las organizaciones recordaron que la práctica de coacción física y verbal por parte de ICE es ilegal, inaceptable y equivalente a la tortura.

“Estos actos de abuso violan la Convención contra la Tortura y Otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes, así como las propias normas de ICE”.