Joe Arpio anunció su intención de ser reelecto como sheriff de Maricopa

Joe Arpaio alguacil de Maricopa
Joe Arpaio a sus 87 años, es considerado uno de los hombres más racistas y antimigrantes que han ocupado el cargo y estuvo en funciones desde 1993 hasta el 2016
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

 “Estamos de vuelta” fueron las palabras que el exalguacil de Maricopa, Joe Arpaio, publicó en redes sociales para anunciar que busca nuevamente entrar a las contiendas electorales en 2020 y obtener su séptimo mandato como sheriff del condado más poblado de Arizona.

A sus 87 años, Joe Arpaio es considerado uno de los hombres más racistas y antimigrantes que han ocupado el cargo, gran parte de su trabajo practicó tareas en contra de los hispanos y en el 2017 fue declarado culpable por no obedecer la orden de dejar de perseguir a unos migrantes.

Mediante un comunicado de prensa, Arpaio dijo estar de vuelta y se auto dominó el “Sheriff más duro de Estados Unidos”, el cual escogió el día de ayer para anunciar que participará en las contiendas por celebrarse el cumpleaños de su esposa, Eva, y fecha que el presidente Donald Trump lo perdonó un escándalo que se presentó durante la administración de Obama.

Arpaio fue alguacil desde el 1 de enero de 1993 hasta el 31 de diciembre de 2016, cargo más largo que una persona haya ocupado como alguacil en Maricopa.

En el comunicado anunció que, de ser electo, volvería a abrir la cárcel de Tent City, traería de vuelta sus políticas populares de la cárcel, restablecería a Posse a su fuerza anterior y continuaría haciendo cumplir todas las leyes de Arizona que se ocupan de las drogas tráfico, tráfico sexual y otros delitos asociados con la frontera y la inmigración ilegal.

Tal vez te interese:  Trump justifica perdón presidencial a Joe Arpaio: "Es un patriota"

“Una vez de vuelta en el cargo, usaré mi posición para restaurar el orgullo de nuestra ley, la aplicación de la ley se ubica, no solo aquí, en el cuarto condado más grande de Estados Unidos, sino en todo el país “, escribió.

En el 2011, el juez federal Murray Snow ordenó temporalmente a Arpaio, que detuviera la discriminación racial en sus prácticas de detener a las personas basándose únicamente en el estatus migratorio; la orden se hizo permanente dos años después.

En el 2012, el Departamento de Justicia presentó una demanda de derechos civiles contra Arpaio; a pesar de las pruebas, aseguró en su comunicado que en los últimos años, sus ponentes, activistas y figuras públicas de izquierda han utilizado ataques calumniosos contra él.

“Los que violen la ley tendrán que lidiar con este Sheriff”, recalcó.

Con información de Univisión