13 de abril de 2024
DOLAR: $16.41
Search
Close this search box.
13 de abril de 2024 | Dolar:$16.41

Estados Unidos declara emergencia sanitaria por la viruela del mono

Personal médico prepara vacunas contra la viruela del mono en una clínica de Chicago, EEUU | Foto: Reuters / Voz de América
Nueva York, California e Illinois ya habían declarado una crisis sanitaria debido a la viruela del mono; hay más de 6 mil 600 casos en EEUU

Tras haberse detectado 6 mil 600 casos de viruela del mono en el país, Estados Unidos decidió declarar al virus como una emergencia sanitaria nacional.

De acuerdo con Xavier Becerra, titular del Departamento de Salud y Recursos Humanos, esta declaración permitirá que se destinen más fondos a las medidas de contingencia, como:

  • Tratamientos potenciales
  • Vacunas

Tres estados norteamericanos han declarado la emergencia sanitaria por la viruela del mono: Nueva York, California e Illinois.

Fue el pasado 23 de julio cuando la Organización Mundial de la Salud declaró a esta enfermedad como una emergencia de salud pública y de preocupación internacional.

Hasta el momento se han confirmado brotes en más de 70 países donde el virus nunca había llegado.

Tal vez te interese:  ¿Por qué la OMS declara emergencia mundial de la viruela del mono?

¿Qué se sabe de la viruela del mono?

Esta enfermedad fue identificada por primera vez en monos en 1958; tiene síntomas leves que incluyen:

  • Fiebre.
  • Dolor corporal.
  • Escalofrío.
  • Fatiga.
  • Lesiones cutáneas llenas de pus.

Las personas con enfermedades más graves pueden desarrollar sarpullido y lesiones en la cara y las manos que pueden extenderse a otras partes del cuerpo.

Las personas que contraen viruela del mono tienden a recuperarse en dos a cuatro semanas, informó la OMS.

El virus se propaga a través del contacto físico cercano y rara vez es fatal.

Aunque la mayoría de los casos del brote actual se ha presentado en hombres que han tenido relaciones sexuales con otros hombres, los especialistas advierten que el virus también se propaga por contacto directo no sexual con una persona contagiada.

 

Notas relacionadas