Exigen un alto a la violencia contra caravana migrante que salió de Tapachula, Chiapas

Desde la semana pasada, los miembros de la caravana migrante se han manifestado contra diversos abusos por parte de las autoridades migratorias en México.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sur Este Mexicano (COMDHSM) está dando seguimiento a la caravana migrante que salió de Tapachula, Chiapas, este sábado 28 de agosto. Durante el trayecto, el COMDHSM ha documentado un uso de fuerza desmedido contra las personas migrantes. Es por eso que exige al Estado mexicano poner un alto a la violencia por parte de sus autoridades.

En un comunicado, el COMDHSM informó que la Guardia Nacional, el Ejército y el Instituto Nacional de Migración (INM) han incurrido en graves faltas al intentar detener a la caravana migrante. Entre ellas está el uso de armas largas y la presencia de agentes vestidos de civiles incitando a la violencia.

Sin embargo, estos abusos contra los derechos humanos empezaron desde antes. De hecho, fueron estas violaciones lo que motivó a los migrantes a manifestarse y, posteriormente, a salir en caravana desde Tapachula.

En una entrevista del COMDHSM, uno de los miembros de la caravana relata que las autoridades migratorias han estado deportando a personas que tienen residencia y otros papeles que les permiten transitar en México.

“Hay personas que tienen tarjetas visitantes de un año, que tienen residencias, que tienen el papel que dice Tapachula, Chiapas. a esas mismas personas las agarran y las llevan a Guatemala”, declara el hombre originario de Haití.

Tal vez te interese:  Caravana migrante sale del sur de México; exige que se agilicen sus trámites de asilo

El COMDHSM se ha posicionado contra estos abusos. En su comunicado, exigen al gobierno mexicano un alto a la violencia y la solución para que las personas migrantes de la caravana puedan llevar sus procesos de la manera adecuada.

Migrantes en Tapachula necesitan un trato digno

A través de su comunicado, el COMDHSM presenta nueve exigencias al Gobierno de México para proteger los derechos de los migrantes en Tapachula. Estas exigencias son:

  1. Alto a la violencia contra la caravana migrante por parte de las fuerzas armadas del Estado mexicano.
  2. Atención a las demandas de las personas migrantes, así como el respeto a sus procesos de regularización migratoria y refugio. También, que en dichos procesos se garanticen derechos como el acceso al trabajo, la alimentación y la vivienda.
  3. Garantía del derecho de la libre circulación por México para las persona que cuentan con los documentos necesarios para ello.
  4. No detención de las personas solicitantes de refugio y sujetas a protocolos de protección internacional.
  5. Intervención de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) para evitar la deportación de solicitantes de refugio y personas con protección internacional.
  6. Alto a las detenciones de menores migrantes y a la separación de familias con base en la Ley de Migración vigente.
  7. Intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para dar seguimiento a los casos de abuso cometidos por el Ejército, la Guardia Nacional y el INM contra la caravana migrante.
  8. Presencia de los Organismos Internacionales del Sistema de Naciones Unidas para vigilar el respeto de los derechos humanos de migrantes y solicitantes de protección.
  9. Ofrecer ayuda humanitaria, así como agua, alimentos y atención médica a las personas afectadas durante la caravana migrante.

CNDH se une a las exigencias contra la violencia

La CNDH ya se pronunció contra los recientes actos violentos por parte del Estado mexicano. En un comunicado, la institución pide a la COMAR y al INM que atiendan las demandas de los migrantes en Tapachula y agilicen sus trámites.

Sin embargo, la CNDH reconoce que el retaso en estos trámites se debe al incremento de solicitudes de refugio. También, a los cierres de las oficinas ocasionados por la pandemia de Covid-19.

Aun así, la Comisión de Derechos Humanos pide a la COMAR y al INM hacer todo lo posible para evitar actos violentos como los acontecidos la tarde de este sábado 28 de agosto.