Caravana migrante continúa avanzando pese a violencia de las autoridades para detenerla

Miembros de la Guardia Nacional encapsulando a un hombre que viajaba con su hijo en la caravana migrante. | Foto: Video del COMDHSM.
Los miembros de la caravana migrante están denunciando los abusos a los que se han enfrentado en las estaciones migratorias al sur de México.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este sábado, una caravana migrante salió de Tapachula, Chiapas, hacia el centro de México. Luego de un fuerte enfrentamiento con el Ejército, la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración (INM) cerca del municipio de Huehuetán, los migrantes pasaron la noche en Huixtla. Actualmente siguen su camino hacia Villa Comaltitlán.

De acuerdo con el Diario del Sur, la noche del sábado, los migrantes lograron pasar dos puestos del control del INM, uno en Viva México y otro en Huehuetán. Ahí hubo por lo menos tres enfrentamientos donde varias personas resultaron heridas.

Pese a esto, la caravana migrante logró llegar a Huixtla, donde la Iglesia Católica San Francisco de Asís les ofreció un lugar para dormir. Los migrantes salieron del lugar cerca de las 10 am de este domingo 29 de agosto y atravesaron la aduana de Cerro Gordo.

Ahí había personal de la Guardia Nacional y del INM. Sin embargo, no hubo disturbios como los del día anterior. Cabe destacar que, el día de hoy, personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos ha acompañado el andar de la caravana.

Debido a los bloqueos en la carretera del sábado por la noche, las personas continuaron su camino por ríos y montes en medio de la oscuridad. Mientras tanto, las autoridades mexicanas continúan desplegando diversos operativos a lo largo de las carreteras de Chiapas.

Por su parte, miembros de la caravana han declarado que lo único que quieren es llegar a Tijuana, Hermosillo o Mazatlán, al norte de México.

Autoridades mexicanas usan violencia para intentar frenar a la caravana migrante

Diversos videos que circulan en redes sociales registraron los fuertes enfrentamientos de las autoridades mexicanas contra la caravana migrante. Incluso, uno de ellos muestra a un agente del INM pateando la cabeza de una persona. En otro se observa a un hombre encapsulado por la Guardia Nacional mientras sostiene a su hijo en brazos.

Tal vez te interese:  Amontonados y encerrados, así tiene INM a niños migrantes en el AICM

Caravana migrante únicamente busca condiciones dignas

De acuerdo con un comunicado del Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el SE Mexicano (COMDHSM), esta caravana salió de Tapachula debido a las malas condiciones en las que se encuentran en los centros migratorios de dicho lugar.

Aquí, muchos migrantes han esperado por meses para hacer una solicitud de refugio. Sin embargo, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) les está otorgando citas hasta enero de 2022.

Por otro lado, de acuerdo con el Colectivo de Observación, las autoridades mexicanas han retenido a migrantes que cuentan con documentos que les permiten el tránsito en el país. Incluso, el Colectivo denuncia que en algunos casos las autoridades les han quitado estos documentos a las personas y las han deportado, lo cual es completamente ilegal.

Estas condiciones impulsaron a varios migrantes a salir de Tapachula en forma de caravana para llegar a otras partes de México. Únicamente esperan encontrar trabajo y mejores condiciones que en la frontera de México con Guatemala.

INM y Guardia Nacional actuaron con lujo de violencia

De acuerdo con el COMDHSM, después de que la caravana iniciara su trayecto, la Guardia Nacional, el Ejército Mexicano y el INM comenzaron a reforzar sus retenes. Además, también empezaron a detener a pequeños grupos que querían unirse a la caravana o que se habían quedado atrás.

A las 2 de la tarde (hora local), el COMDHSM pudo ver a dos vehículos del INM trasladando a niñas y niños migrantes. Dos horas después, a las 4pm, el Ejército, la Guardia Nacional y el INM cerraron el paso de los migrantes con vehículos y equipo antimotines a la altura de Chamulapa, en Huehuetán, a unos 27 kilómetros de Tapachula.

Ahí comenzaron los enfrentamientos que se pueden observar en los videos y en estas otras tomas del COMDHSM:

De acuerdo con este Colectivo, el enfrentamiento se extendió hasta la tarde noche del sábado. En él resultaron heridos varios migrantes, y la atención médica que se les ofreció fue tardía y escasa.

Además, las autoridades separaron a varias familias que viajaban juntas con la caravana migrante. De hecho, se reportó la desaparición de una menor de edad.

El COMDHSM contabilizó cerca de 50 vehículos de las fuerzas armadas (Ejército, Guardia Nacional y vehículos del INM). También fue testigo del uso de escudos y toletes para golpear a los migrantes. Incluso había miembros del Ejército portando armas largas.

Entre otras violaciones a las leyes, había miembros del INM vestidos de civil incitando a la agresión contra la caravana migrante. De igual forma, otros agentes de seguridad sin uniforme y con ropa de civil portaban armas y participaban en el enfrentamiento.

Con información de Proceso y Diario del Sur