Migrantes retornados necesitan iniciativas federales, no más programas de documentación

Foto: Especial
Los migrantes retornados en México están en condiciones vulnerables. No tienen documentos de identidad y no pueden acceder a muchos servicios | Por Abel Domínguez y Diana Hernández.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El pasado 22 de marzo, las autoridades mexicanas anunciaron la creación del programa “Hoy México”. A través de él buscan facilitar la entrega de documentos a los connacionales repatriados o retornados. Sin embargo, activistas como Israel Concha y Ana Laura López consideran que estos programas de documentación son insuficientes. Ambos creen que es necesario hacer más por los paisanos.

A través de “Hoy México”, el gobierno planea entregar actas de nacimiento y CURP a los mexicanos que regresan a su país. Aún no se dan detalles sobre cómo funcionará el programa. Sin embargo, Ana Laura López, fundadora de Deportados Unidos en la Lucha, sabe por experiencia que estos documentos suelen entregarse en puertos de entada.

Esto representa un problema, pues excluye al resto de la comunidad deportada o retornada que llega en otras modalidades. Además de esto, Ana Laura dice que las actas de muchos migrantes no están digitalizadas y su CURP no está en la base de datos de internet.

Al gobierno mexicano le falta entender el problema de fondo

Ana Laura declara que el esfuerzo del gobierno mexicano es valioso, sin duda. Y es que, a su regreso, muchos migrantes retornados no se pueden solventar gastos como el de un acta de nacimiento. Tampoco tienen acceso a internet para imprimir la CURP.

Sin embargo, agrega, la realidad es que estos papeles no sirven documentos de identidad válidos, como la credencial del INE. Y, desafortunadamente, la mayoría de los migrantes no puede tramitar esta credencial por sus condiciones de retorno.

A esto se suman los módulos del INE cerrados por la pandemia y la jornada electoral, que limitan la posibilidad de realizar este trámite.

“A lo que condenan a nuestra comunidad es a vivir en una condición donde se vulneran sus derechos totalmente”, declara Ana Laura. “Yo creo que es una buena iniciativa y se agradece y se valora. Pero muchas veces al gobierno mexicano le falta entender de una manera más amplia los problemas de la comunidad”.

Por su parte, Israel Concha, fundador de la organización New Comienzos, afirma que estos programas siempre han existido. “El problema no es que haya nuevos programas”, dice, “el problema es que no se le da continuidad a los ya existentes”.

Tal vez te interese:  Humanizando la Deportación, cuando tu vida queda del otro lado

Así, de un cambio de administración a otra, todos los avances en favor de los migrantes retornados se pierden. Mientras tanto, ellos siguen si acceder a servicios básicos.

Migrantes retornados no sólo necesitan identificaciones

Israel conoce de primera mano los problemas que enfrentan los migrantes retornados a México en contra de su voluntad. Dificultad para tener una identidad, certificar sus conocimientos, encontrar una vivienda y trabajo, así como acceder a servicios financieros y de salud son algunos ejemplos.

Por lo tanto, él considera que los migrantes retornados no sólo tienen necesidad de una identidad. Muchos quieren emprender, pero hasta eso se les complica.

“En el SAT no pueden darse de alta bajo un régimen fiscal específico. Si quieren abrir su negocio no pueden, prácticamente estamos varados”, declaró al respecto.

El activista agregó que la gente se sigue registrando para los servicios prometidos por el gobierno el año pasado, pero las autoridades no los contactan. Todo esto hace que la comunidad de migrantes deportados y retornados se sienta abandonada por un gobierno en el que confiaron.

“La triste realidad es que dicen que están haciendo algo pero no hay nada, diariamente lo vemos”.

Tanto él como Ana Laura López dicen que se ha intentado negociar con el gobierno desde hace años. “Ya tenemos acuerdos establecidos con el Gobierno Federal, la Secretaría del Trabajo, la SEP, el INEA… no ha habido nada”, explica Israel.

“Se necesita algo mucho más amplio”, dice Ana Laura. También declara que se ha propuesto dar validez a documentos tramitados en los consulados, como las matrículas, los pasaportes o hasta la constancia de repatriación.

Pero las condiciones siguen siendo las mismas. Por eso, Ana Laura opina que se necesita algo mucho más amplio que un programa de documentación. Algo como una iniciativa federal que haga permanentes los apoyos para la comunidad de migrantes retornados.

Hasta que esto no suceda, quienes no tienen documentos de identidad y otras facilidades institucionales no pueden hacer casi ningún trámite en México. Tampoco pueden pedir trabajo o cobrar remesas de los familiares que quieren apoyarlos desde USA.