Republicanos presentan 11 propuestas antiinmigrantes; estas serían sus consecuencias

Lindsey Graham (a la derecha), uno de los republicanos que presentaron estas propuestas antiinmigrantes. En la foto aparece con un agente de Seguridad Nacional durante una visita en Arizona para supervisar la situación de la frontera con México. | Foto: Twitter de Lindsey Graham.
Si estas propuestas antiinmigrantes se aprueban, algunos de los afectados serían solicitantes de asilo, dreamers y niños migrantes. Con información de Immigration Impact.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Desde que Joe Biden asumió la presidencia, varios republicanos han expresado su inconformidad con su propuesta de reforma migratoria. Ahora, un grupo de legisladores del Partido Republicano presentó 11 propuestas antiinmigrantes que chocan con esta reforma. Además, algunas de ellas buscan revivir iniciativas de Donald Trump.

Estos legisladores llevaron sus propuestas frente a la Cámara de Representantes y el Senado. La mayoría de ellas se centran en el sistema de asilo. Sin embargo, otra parte afectaría los derechos de los migrantes que se encuentran en la frontera entre México y USA.

Los proyectos de ley se presentaron entre el 18 y el 24 de marzo. Siete de ellos están en el Senado, mientras otros 4 permanecen en la Cámara de Representantes.

Tal vez te interese:  Ciudadanía, asilo y visas de trabajo: las 12 prioridades de la reforma migratoria de Biden

Consecuencias en el sistema de asilo

Los primeros cinco proyectos de ley de los republicanos están dirigidos hacia el sistema de asilo en Estados Unidos. Si el Senado los aprueba, estas serían las consecuencias:

  • Los oficiales de asilo estarían obligados a hacer entrevistas de miedo creíble a los solicitantes. Muchas veces, esta es una experiencia traumatizante para los migrantes. Las entrevistas se realizarían por teléfono o también en una embajada o consulado de USA.
  • Los solicitantes tendrían que pedir protección por lo menos en un país por el que hayan atravesado antes de llegar a USA. Además, sólo podrían solicitar protección en Estados Unidos si se les negó en esa otra nación.
  • Sólo se daría asilo a quienes soliciten protección en un puerto de entrada. Esto, a pesar de que es legal pedir asilo en cualquier parte de la frontera.
  • Gracias a estas propuestas, los niños migrantes podrían pasar hasta 100 días en un centro de detención. Actualmente, el límite legal es de 20 días.
  • Se tomarían pruebas de ADN a quienes lleguen a la frontera. También se podría deportar inmediatamente a quienes se nieguen a hacérselas.
  • Las autoridades podrían deportar a los niños migrantes no acompañados de manera inmediata, sin darles la oportunidad de pedir asilo.
  • Por último, estas propuestas restaurarían el programa “Quédate en México” y provocarían que se reanudara la construcción del muro fronterizo.
Tal vez te interese:  Solos y vulnerables, así envían las familias a los niños migrantes a la frontera sur

Así afectaría a quienes migran con visas

Por otro lado, los republicanos presentaron dos proyectos de ley que atacan los sistemas de migración legal. En caso de que se aprueben:

  • Se eliminaría el programa de visas de la diversidad. Este programa otorga la Green Card a unas 50 mil personas originarias de países con bajos niveles de inmigración hacia USA.
  • Con estas propuestas antiinmigrantes se impondrían sanciones penales para quienes se queden en Estados Unidos por más tiempo de lo que indican sus visas. Estas sanciones pueden ser una multa de $500 dólares por día, un año de cárcel o ambas.

Menos dinero para financiar los planes de Joe Biden

Las últimas cuatro propuestas antiinmigrantes se centran en el financiamiento y la aplicación de las medidas migratorias. Sus consecuencias serían:

  • La retención de fondos federales para las ciudades santuario. Además, se brindarían protecciones adicionales a los agentes de ICE que trabajen en estas regiones.
  • Se revocarían las nuevas prioridades de ICE establecidas por el gobierno de Biden. También se retirarían los apoyos federales para DACA y para otras medidas que Joe Biden estableció en sus primeros días de gobierno.
  • De igual forma, se cortarían los fondos dirigidos para ayudar a los países centroamericanos a combatir sus crisis sociales y económicas.
  • Se retirarían los miembros de la Guardia Nacional y otros cuerpos de seguridad del Capitolio y se enviarían a la frontera con México.
  • Por último, huir de los agentes cuando te persiguen por algún crimen relacionado con inmigración se volvería un delito federal.

Entre los republicanos que están impulsando estas medidas se encuentran el senador Lindsey Graham y la representante Lauren Boebert.

Algunos analistas políticos consideran que ellos y otros miembros del Congreso se aprovechan de una supuesta crisis en la frontera con México para introducir este tipo de legislaciones antiinmigrantes.

Con información de Immigration Impact.