México: militares asesinan a guatemalteco en la frontera sur

El cuerpo de Elvin Mazariegos quedó en el interior de la camioneta en la que cruzó a México para realizar compras. Tras los hechos, habitantes de la comunidad fronteriza de Guatemala detuvieron a ocho militares mexicanos y los trasladaron a su territorio. | Foto: La Verdad Juárez.
Diversas organizaciones han criticado la decisión del gobierno de México de militarizar la frontera con Guatemala. Sin embargo, se hizo un trato con EEUU.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este 29 de marzo, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) dispararon contra el guatemalteco Elvin Mazariegos Pérez. Él había cruzado la frontera con México para comprar mercancía, según narraron sus familiares.

Los militares le dispararon cuando regresaba a su país, Guatemala. Esto ocurrió a la altura de la comunidad Bacantón, municipio de Mazapa de Madero.

Elvin Mazariegos habitaba en el poblado La Esperanza, Departamento de San Marcos, un área de Guatemala colindante con México. De acuerdo con vecinos del lugar, la mañana de este lunes, Elvin había cruzado la frontera para comprar mercancía.

Los habitantes de las ciudades fronterizas de ambos países hacen esto todo el tiempo.

Los militares asesinaron a Elvin Mazariegos porque se negó a identificarse

Alrededor de las 13 horas, cuando Elvin regresaba a bordo de una camioneta color gris, soldados del XV Regimiento de Caballería Motorizada lo interceptaron. Le exigieron se identificara y que presentara su Tarjeta de Visitante Regional.

Familiares de Elvin Mazariegos explicaron que ellos no portan ese documento. Entre habitantes de La Esperanza, Guatemala, y el municipio chiapaneco Mazapa de Madero existe un intercambio comercial, de trabajo y familiar, que no requiere de documentos para llevarse a cabo.

“Nuestros padres, abuelos, los padres de nuestros abuelos, y nosotros, hemos intercambiado productos, hemos emparentado. Tenemos una vida en común con los mexicanos. Mi hermano le dijo eso a los soldados y en respuesta ellos dispararon”, explicó Guadalupe, quien se identificó como hermano del guatemalteco asesinado.

El cuerpo de Elvin Mazariegos quedó en el asiento del copiloto. Recibió dos disparos que entraron por la parte frontal de la camioneta en la que viajaba junto con otra persona.

De acuerdo con los militares que dispararon, Elvin y su acompañante se negaron a identificarse. Además, dicen, manifestaron una actitud amenazante y arrancaron el vehículo en el que viajaban.

Al escuchar los disparos, habitantes de La Esperanza acudieron al lugar. Cuando vieron a su connacional muerto reclamaron a los militares. También retuvieron a ocho de ellos, a quienes llevaron a su poblado en Guatemala.

Tal vez te interese:  Trump anuncia cese de Rex Tillerson como secretario de Estado

Sin embargo, la madrugada del martes, después de horas de negociaciones, la comunidad de Mazapa de Madero liberó a los militares. Esto bajo la promesa de que las autoridades mexicanas aplicarán las sanciones necesarias contra ellos.

Sobre el camino quedó la camioneta de  Elvin Mazariegos, el vehículo en el que viajaban los militares, así como sus armas y pertrechos.

Elvin Mazariegos. | Foto: La Verdad Juárez.
Elvin Mazariegos. | Foto: La Verdad Juárez.

Insisten en militarizar su frontera sur

La presencia de militares en la frontera sur de México se incrementó en días recientes. Esto se debe, principalmente, a los acuerdos con Estados Unidos para limitar la migración centroamericana. También a algunos acuerdos con Guatemala.

Debido a esto, elementos de la SEDENA, la Guardia Nacional, la Marina, y del Instituto Nacional de Migración (INM)se han desplegado en al menos cuatro ciudades fronterizas entre México y Guatemala.

La participación de las fuerzas armadas en acciones de contención migratoria y de seguridad interior ha sido cuestionada por organizaciones no gubernamentales de México y otros países.

Estas organizaciones han señalado que la formación de dichas instituciones militares hacen que su personal emplee su fuera de manera desproporcionada.

“Están entrenadas para situaciones de combate para abatir a un enemigo armado, no para labores de seguridad con la población civil”, han señalado en diversas ocasiones.

La Fiscalía General del Estado, a través de la Fiscalía de Inmigrantes, informó que inició la carpeta de investigación «por el delito de homicidio calificado en agravio del migrante Elvis “N”», quien recibió dos disparos, uno en el pecho y otro en el cuello.

****

Texto tomado de La Verdad Juárez, con información de Proceso. Este trabajo fue publicado originalmente en Chiapas Paralelo que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.