Agentes fronterizos rescatan a 57 migrantes en peligro por el calor

Agentes de la CBP rescataron a un gran grupo de 57 migrantes al oeste de Lukeville, los cuales se encontraban en peligro debido a una ola de calor.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

TUCSON, Ariz. – Agentes de la Patrulla Fronteriza del Sector Tucson asignados a la Estación Ajo rescataron a un gran grupo de 57 migrantes este viernes al oeste de Lukeville, los cuales se encontraban en peligro debido a una ola de calor.

A través de un comunicado La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza  destacó que entre el grupo se encontraba una mujer embarazada.

Los hechos tuvieron lugar luego de que las autoridades fueran alertadas sobre la ubicación del grupo a una recibir llamada proveniente de Sonora, en específico del centro de información 9-1-1 de México.

La llamada fue realizada por personas del grupo, quienes declararon haber cruzado la frontera ilegalmente y solicitaron ayuda.

Los agentes de la Estación Ajo que patrullaban las inmediaciones respondieron de inmediato al área, así como a los agentes de CBP aéreo y operaciones marinas.

A través del esfuerzo de búsqueda en colaboración de los activos de CBP en el suelo y en el aire, los agentes se encontraron con 21 adultos, 36 menores de edad, 17 de los cuales no estaban acompañados, para incluir a un niño de un año. El grupo estaba compuesto por extranjeros indocumentados, de Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Honduras.

Tal vez te interese:  Agente de la CBP atropella a manifestante y continúa como si nada

Aunque varios parecían estar deshidratados, los agentes capacitados médicamente evaluaron inmediatamente a todos los extranjeros por problemas de salud y encontraron que solo una persona requería atención médica adicional. Una mujer embarazada menor de edad recibió fluidos intravenosos de la EMT de la Patrulla Fronteriza para la deshidratación y fue transportada a un hospital del área local para recibir tratamiento adicional.

A todas las personas encontradas se les dio agua y comida, pues se encontraban expuestos a temperaturas de más de 42 grados centígrados, lo cual sofocaba el área.

En el mismo documento, la CBP destacó su compromiso para garantizar no solo la seguridad de EU y de aquellos con quienes entran en contacto.

El desierto de Arizona es un entorno despiadado para aquellos que no están preparados para su terreno remoto, duro y clima impredecible. La Patrulla Fronteriza aconseja a cualquier persona en peligro que llame al 9-1-1 o que active un faro de rescate lo antes posible.