Los 4 abusos más frecuentes en las visas H2; ¿cómo son responsables los gobiernos?

Una de las oportunidades que ofrece la visa H2 es trabajar en el campo de Estados Unidos. | Foto: Pixabay.
Las malas condiciones en el lugar de trabajo y los cobros indebidos son algunos de los abusos más comunes hacia las personas con visa H2.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La visa H2 es una de las opciones que tienen las personas para poder migrar con papeles y trabajar en Estados Unidos. A pesar de las facilidades que esto representa, muchas veces los empleadores se aprovechan del control que tienen sobre los trabajadores y cometen serios abusos contra sus derechos laborales. Por su parte, los gobiernos de los países de origen y de USA poco hacen para mejorar la situación.

El Proyecto de Derecho Económicos, Sociales y Culturales, A.C. (ProDESC) habló sobre esto en la presentación de su estudio Una perspectiva mexicana sobre el Sistema de Visas H2.

En dicho estudio realizado a lo largo de 7 años se identificaron 5 casos de abuso frecuentes contra las personas con visa H2. También se habla de cómo los gobiernos de México y de Estados Unidos en realidad hacen poco para evitar estos tipos de violencia laboral.

Pon atención a estos casos. Así identificarás si te encuentras en situaciones similares y podrás tomar medidas al respecto.

Tal vez te interese:  Cómo denunciar un caso de fraude con visas laborales
Tal vez te interese:  Los 4 casos de abuso más comunes en las visas de trabajo H-1B

Ofertas “fantasma” de trabajo

Este, más que un caso de abuso, es en realidad un fraude. Muchas veces, los empleadores que ofrecen una visa H2 presentan ofertas de trabajo falsas. Las personas gastan sus ahorros para cubrir los costos de los trámites y, al final, se quedan sin dinero y sin empleo.

Los gobiernos no intervienen directamente en el proceso de reclutamiento de las personas, por lo que los solicitantes de trabajo no tienen una protección. Por su parte, los empleadores (que en el caso de la visa H2 son empresas privadas) suelen pasar de largo sin ningún castigo.

Cobro de cuotas indebidas

El único pago que debe hacer un solicitante de visa H2 es la cuota de la visa justamente. Sin embargo, muchos empleadores hacen otro tipo de cobros injustificados que las personas cubren por desconocimiento y por la necesidad de ir a trabajar.

Casos de abuso laboral en el lugar de trabajo

Desde antes de llegar a USA, los trabajadores con visa H2 se ven expuestos a diferentes peligros o accidentes durante su transporte. Nadie, ni los empleadores ni el gobierno de los países de origen, se hace responsable si algo malo llega a suceder.

Una vez que las personas llegan a Estados Unidos, algunos empleadores las tienen en lugares de trabajo con condiciones poco adecuadas. El amontonamiento o la falta de medidas que garanticen la salud de los trabajadores durante la pandemia son dos ejemplos de ello.

Por otro lado, las mujeres también están expuestas a acoso o abuso sexual por parte de otros trabajadores y de los mismos empleadores. Además, también tienen más posibilidad de ser obligadas a realizar trabajos forzados.

Tal vez te interese:  ProDESC y el programa RADAR te defienden de los fraudes con las visas de trabajo

Falta de información sobre derechos laborales

Los empleadores que participan en los programas de visa H2 pocas veces informan a los trabajadores sobre sus derechos laborales. Por el contrario: se aprovechan del control que tienen sobre el estatus migratorio de las personas y cometen abusos como retención de salarios.

También les hacen firmar papeles en un idioma diferente al suyo, por lo que desconocen los tratos que están aceptando.

¿Cómo se pueden mejorar los programas de la visa H2?

El gobierno de Estados Unidos y los gobiernos de otros países como México no tienen una participación directa en los procesos de reclutamiento. Por lo tanto, no hay regulaciones estrictas para las empresas ni sanciones si incumplen con las mismas.

De ahí que ProDESC proponga una mayor participación de ambos gobiernos en los programas de visas H2. También, la participación de observadores como miembros de la sociedad civil, organizaciones de derechos humanos y hasta los mismos trabajadores.

Así se podría cuidar que los empleadores cumplan las condiciones justas para los trabajadores. De igual forma, se podrían aplicar las sanciones necesarias y hasta el veto de las empresas en caso de que esto no suceda.