Acoso sexual, la discriminación laboral que viven las mujeres migrantes

Acoso sexual, la discriminación laboral que viven las mujeres migrantes
Las mujeres migrantes son propensas a sufrir diversas discriminaciones laborales como el acoso laboral, el acoso sexual, la discriminación por embarazo y la desigualdad salarial...
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las mujeres migrantes son un sector de la población que sufre diversas discriminaciones laborales. Aunque las mujeres han ganado muchos derechos en EE.UU. , siguen existiendo abusos.

Después de todo, las leyes que las protegen no existirían, si no hubiera toda una estructura que aprovecha las desigualdades económicas y de género a las que son sometidas. Sumado a esto, las migrantes son vulnerables, no sólo por su género, sino también por su condición migratoria.

Tras todo este contexto, en ocasiones, hay conductas que normalizamos o aguantamos como mujeres porque nos queremos evitar problemas.  O bien, nos defendemos y somos catalogadas como problemáticas y respondonas. Cualquiera tipo de mujer que seas, debes saber que nada justificará que sufras discriminación o violencia por ser mujer.

Pero si no te defiendes, corres el riesgo de que esas conductas se repitan, a lo mejor no para ti, pero sí para otras colegas que trabajen en el mismo lugar.

Discriminación laboral contra las mujeres migrantes

Como he dicho ya, las mujeres inmigrantes somos propensas a sufrir de discriminaciones laborales, como lo son el acoso sexual, discriminación por embarazo y la desigualdad salarial. Ahora si a eso le sumamos los riesgos que debes vivir por ser migrante regular, o bien migrante indocumentada, el panorama no pinta muy favorable.

Ojo, esto no quiere decir que los hombres no puedan sufrir este tipo de violencias (a excepción del embarazo claro está), sino que existe todo un sistema construido de costumbres y prejuicios que contribuyen a que las afectadas sean mayoritariamente mujeres.

Por tanto, si has sido discriminada, tranquila, no te desanimes. Incluso aunque todo parezca malo tienes opciones, por eso debes estar informada y estar preparada para tomar cualquier decisión.

Lo primero que debes tener presente es que no importa tu condición migratoria para poder denunciar un abuso. En cualquier caso, tu patrón, jefe y/o empleador es quien debe respetar respetar tus derechos cómo trabajadora.

Tal vez te interese:  ¿Sufres de violencia doméstica? Estas son las visas que puedes solicitar

El acoso sexual, hostigamiento y abuso sexual a inmigrantes

De acuerdo con la Comisión para la igualdad de oportunidades en el empleo de EE.UU.

“Es ilegal acosar a una persona (empleado o solicitante de empleo) por el sexo de esa persona. El acoso puede incluir “acoso sexual” o avances sexuales indeseados, solicitudes de favores sexuales y otro tipo de acoso verbal o físico de naturaleza sexual.”

Esto quiere decir que por ningún motivo nadie de tu trabajo, ni compañeros, ni superiores puede acosarte sexualmente. Esto incluye no hacer comentarios lascivos y/o ofensivos sexualmente, tampoco basados en tu género.

En la misma línea, no pueden explotarte sexualmente lo que abarca que:

  • Nadie puede pedirte que realices un acto sexual sin tu consentimiento y deseo.
  • Si el agresor(a) te pide tocarlo de manera sexual, es delito.
  • Si el agresor te engaña, obliga o coacciona tu comportamiento para que le hagas favores sexuales. Tal cómo chantajearte con despedirte o denunciarte a las autoridades migratorias.

Este último punto es uno de los más complejos, puede que tengas temor a denunciar, no sólo por perder tu trabajo, sino porque pueden deportarte. Pero toma en cuenta que no vale la pena estar en un trabajo donde estás constantemente expuesta a violencias.

¿Qué hacer si amenazan con deportarme?

En todo caso, si eres indocumentada y fuiste abusada, lo mejor es solicitar inmediatamente una Visa U, Visa T o bien una Visa VAWA ya que EE.UU. tiene estatus migratorios especiales para aquellas personas que han sido victimas de la trata, violencia domestica o abuso sexual dentro del país, o bien por un ciudadano estadounidense.

Tal vez te interese:  Estas son las visas para las víctimas de violencia

Por otro lado, si eres inmigrante con visa de trabajo, aunque tu empleador puede suspenderla, debes saber que siempre es mejor que presentes la denuncia. De esta manera conviene que vuelvas a México para que posteriormente puedas volver a EE.UU. de forma legal,  con una nueva visa.

Aunque, si esto pasase, es recomendable que denuncies primero. También es recomendable que, si conoces más mujeres migrantes que sean testigo o hayan sufrido abuso laboral de la misma persona, te organices con ellas para denunciar.

Pues todo trabajador en EE.UU., independiente a su condición migratoria, tiene derecho a organizarse con sus compañeros para exigir mejores condiciones de trabajo, lo que implica vivir libre de violencia de género.

Contacto

Si estás pasando por un momento difícil en el trabajo porque estás sufriendo de acoso sexual, abuso y te da miedo ser deportada o que atenten contra tu persona, debes saber que

“está completamente prohibido que amenacen o que tomen represalias contra ti si presentaste una demanda por discriminación o por participar en alguna investigación.” Por eso lo mejor es que las mujeres migrantes víctimas de acoso y/o abuso denuncien.

El acoso es una forma de discriminación laboral hacia la mujer, si deseas informarte más del tema o requieres asesoría comunícate con La Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC). llamando al 1-800-669-4000 o 1-202-663-4900 desde EE.UU. (presiona 2 para español).

Tal vez te interese:  ¿Por qué ocurre la violencia contra las mujeres migrantes y cómo prevenirla?