Mujeres migrantes tienen que enfrentarse a la violencia de género en su país y en su camino a USA

La violencia que sufren en sus países es una de las razones por las que las mujeres deciden migrar. | Foto: Pixabay.
El número de mujeres migrantes ha aumentado mucho en los últimos años. En su camino se deben enfrentar a situaciones de violencia de género. | Con información de La Verdad Juárez.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Históricamente, la mayor parte de las personas que componen los flujos migratorios son hombres jóvenes que buscan llegar a Estados Unidos para poder trabajar y mejorar su situación económica. Sin embargo, en los últimos años se ha visto un cambio en la composición de los migrantes.

Actualmente, son muchas las mujeres que salen de sus países de origen buscando llegar a Estados Unidos. Lo hacen por motivos económicos pero también para escapar de las situaciones de violencia que viven en sus países por el simple hecho de ser mujeres.

Tal vez te interese:  Dolores Almaraz, reconocida como Mujer del Año por su labor con Mujeres Migrantes
Tal vez te interese:  Acoso sexual, la discriminación laboral que viven las mujeres migrantes

En su camino a la frontera entre México y Estados Unidos, se tienen que enfrentar no sólo a los riesgos comunes de la migración. También deben afrontar la violencia de género a lo largo del camino.

Mujeres migrantes

Te presentamos las historias de tres mujeres que salieron de sus países en Centroamérica y que ahora se encuentran en Ciudad Juárez, esperando poder cruzar la frontera en El Paso, Texas. Se usaron pseudónimos para poder proteger su identidad.

La historia de Rocío: El acoso la motivo a migrar

Rocío dejó El Salvador y ahora se encuentra en Ciudad Juárez, Chihuahua, ciudad fronteriza que colinda con El Paso, Texas. Tiene 25 años y quiere llegar a Estados Unidos con su hijo de 8 años.

Espera ayudar económicamente a su papá desde Estados Unidos, quien la ayuda a salir de su país. Además, quiere que su hijo estudie ahí. Quiere cruzar la frontera, pero si no puede hacerlo va a pedir asilo en México.

“No quisiera regresar porque el papá del niño… estando allá, donde quiera que esté me va a buscar, me amenazó con matarme”, dice en entrevista desde un albergue en Chihuahua.

Ya intentó cruzar la frontera, pero en su primer intento la deportaron del país bajo el Título 42. Esta política migratoria se activó el año pasado debido a la pandemia de Covid-19.

Rocío espera volver a cruzar la frontera norte. | Foto: Ciela Ávila/La Verdad Juárez
Rocío espera volver a cruzar la frontera norte. | Foto: Ciela Ávila/La Verdad Juárez.

El Título 42 impide que los migrantes tengan acceso a los procedimientos de asilo e identificación de sus necesidades de protección en Estados Unidos. Esta política ya ha sido criticada por muchas organizaciones. En agosto, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresó su preocupación por esta medida:

“Las personas o las familias a bordo de esos vuelos que puedan tener necesidades urgentes de protección corren el riesgo de ser devueltas a los mismos peligros de los que han huido en sus países de origen en Centroamérica”

Las dificultades económicas y la violencia de género llevo a María a migrar

La violencia fue el motivo por el cual María, de 20 años, dejó Guatemala acompañada de su prima de 16 años. Ella se veía acosada por un integrante de una pandilla guatemalteca que la amenazaba con matar a su mamá si no se casaba con él o lo denunciaba con la policía.

María tardó un mes en llegar a la frontera norte de México. Intentó cruzar a Estados Unidos, pero la regresaron a Ciudad Juárez, Chihuahua porque no llevaba sus papeles. Actualmente está en un albergue para migrantes sin su prima; las separaron y espera que abran la frontera.

“Hay días que me siento desesperada, me pongo a llorar en las noches. No sé qué va a pasar conmigo”, lamenta.

Espera trabajar en Estados Unidos y ayudar a su familia en Guatemala, dónde no cuentan con muchas oportunidades para mejorar su situación económica.

María de solo 20 años dejo su país para buscar una mejor vida. | Foto: Ciela Ávila/La Verdad Juárez.
María de solo 20 años dejo su país para buscar una mejor vida. | Foto: Ciela Ávila/La Verdad Juárez.

Carolina decidió migrar debido a las dificultades económicas

Las dificultades económicas también orillaron a Carolina a salir de Guatemala. Tiene 22 años y salió de su país para pagar la operación de hernia de su madre, así como la deuda de su padre fallecido, la cual suma más de 200 mil quetzales, es decir más de medio millón de pesos mexicanos.

“La intención de salir de allá es luchar por mi mamá y después comprarle un sitio para construirle una casita, por lo menos, y ya cumpliendo con eso me regreso con ella”, dijo en entrevista.

Carolina caminó cinco horas para llegar a la frontera entre México y Estados Unidos. Tardó otras cinco horas en llegar al lugar donde recogerían a los migrantes que querían cruzarla pero fue deportada.

En el intento de cruzar el muro se cayó y se fracturó la pierna. Un hombre la vio lastimada y la llevó al albergue en donde se está recuperando. Lleva tres meses en Ciudad Juárez, Chihuahua. Cada día se preocupa más porque la deuda de sus padres aumenta en Guatemala.

Carolina espera recuperarse en un albergue para migrantes. | Foto: Ciela Ávila/La Verdad Juárez.
Carolina espera recuperarse en un albergue para migrantes. | Foto: Ciela Ávila/La Verdad Juárez.

Violencia de género es la razón para migrar

En los últimos año, las historias de Rocío, María y Carolina son muestra de que ahora hay más mujeres migrantes. De acuerdo con el micrositio Observatorio Género y Covid-19 en México, hasta 2018, las mujeres representaban entre el 20 y el 25% de los migrantes en tránsito irregular.

Sin embargo, en 2019 las mujeres y las niñas representaron 40% de las personas detenidas en estaciones migratorias en todo el país.

Desde hace más de cinco décadas, agrega el Observatorio, las mujeres migrantes constituyen la mitad de las personas que migran en el mundo. Ellas tienen tiempos y formas de migrar distintos a los de los hombres, pues se enfrentan a la violencia de género.

De acuerdo con Blanca Navarrete, directora de Derechos Humanos Integrales en Acción (DHIA), de enero a septiembre se atendieron 133 casos de violencia de género.

Navarrete afirma que la violencia basada en el género es una de las principales causas por las que las mujeres deciden salir de sus países de origen. No obstante, esta violencia continúa en su tránsito por México, dónde no acceden a servicios médicos, atención psicológica ni denuncian las agresiones porque se les discrimina por ser personas migrantes.

Con información de La Verdad Juárez.

Tal vez te interese:  ¿Por qué ocurre la violencia contra las mujeres migrantes y cómo prevenirla?