Caravana migrante: separan a segundo grupo en Chiapas pero uno más sigue su camino

Esta tercera caravana migrante también salió de Chiapas por las malas condiciones de las estaciones migratorias al sur del país. | Foto: AP / VOA.
Una tercera caravana migrante salió de Chiapas el día de ayer 1 de septiembre. Las autoridades mexicanas reprimieron violentamente a otras dos caravanas previas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Una caravana migrante salió de Tapachula, Chiapas, el pasado sábado. Las autoridades mexicanas la reprimieron violentamente y finalmente lograron disolverla este martes. Otro grupo logró continuar su camino, pero las autoridades volvieron a hacer uso de la violencia para separarlo.

Esta segunda caravana migrante descansó en la comunidad de Ulapa y luego siguió su camino a Mapastepec este miércoles 1 de septiembre. Cuando los migrantes llegaron aquí, se encontraron con cerca de 500 agentes del Instituto Nacional de Migración (INM). También había personal antimotines de la Guardia Nacional.

Tal vez te interese:  Caravana migrante: Suspenden a dos agentes federales tras agresiones en Chiapas

De acuerdo con un reporte de El Universal, estas autoridades agredieron a los migrantes que formaban parte de la caravana. Entre ellos había hombres, mujeres y niños. Además, según el medio, los agentes de seguridad también violentaron al personal de la prensa que acompañaba la caravana.

En este operativo hubo por lo menos 70 migrantes detenidos. Mientras tanto, una tercera caravana continúa avanzando por las carreteras de Chiapas.

Una nueva caravana migrante sale de Tapachula

A pesar de la violenta represión contra las dos caravanas previas, un tercer grupo de migrantes salió este miércoles del municipio de Tapachula. La mayoría de las personas que viajan en esta caravana son originarias de Haití y Centroamérica.

Al igual que los otros dos grupos, esta tercera caravana decidió salir de Tapachula por la falta de respuesta a sus peticiones de asilo. Algunos de estos migrantes llevan meses esperando en estaciones migratorias en pésimas condiciones.

Mientras tanto, el Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano, la CNDH y el Comité Ciudadano del INM han exigido a las autoridades un alto a la violencia contra los migrantes. También piden que se agilicen sus trámites de asilo para que estas personas puedan partir de Chiapas y buscar mejores condiciones de vida en otras partes de México.

Con información de La Jornada, El Universal y DW