Asesinos seriales y violadores recibieron cheques de ayuda por Covid-19 en prisión

Los culpables recibieron cheques de ayuda presentando sus solicitudes desde las prisiones de California. | Foto: Pixabay.
Cientos de presos solicitaron cheques de ayuda por coronavirus en California. Este fraude es uno de los más grandes en la historia del estado. Con información de Univision.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El gobierno de California informó que decenas de presos recibieron cheques de ayuda por Covid-19 que no tenían que recibir. Los investigadores del caso han dicho que se trata de uno de los fraudes más grandes en la historial del estado.

Entre las personas que recibieron estos cheques se encuentran violadores, asesinos seriales, traficantes de personas y otros criminales violentos. Los fiscales de Sacramento, El Dorando, Kern, San Mateo y el Distrito Este de California ya están investigando el fraude que, se estima, podría superar los mil millones de dólares.

Algunos de los presos que recibieron estos cheques de ayuda fueron Scott Peterson, Cary Stayner, Isauro Aguirre y Wayne Ford. Peterson asesinó a su esposa embarazada. Stayner mató a dos mujeres y dos niñas en 1999. Aguirre está condenado a muerte por haber torturado y asesinado a un niño de 8 años, y Ford asesinó a 4 mujeres en 1998.

De acuerdo con las autoridades de California, cerca de 130 personas con casos similares han recibido más de 420 mil dólares en cheques de ayuda. Sin embargo, se estima que el fraude puede alcanzar cifras mucho mayores que esa.

Tal vez te interese:  Por Covid-19, California suspende reuniones no esenciales por un mes

¿Cómo obtuvieron los cheques de ayuda?

La investigación inició cuando el Departamento de Empleo de California se percató de que había muchas solicitudes de desempleo emitidas desde las prisiones. En estas solicitudes se usaron los datos de cientos de presos para solicitar cheques o tarjetas de débito.

Aparentemente, algunos reclusos y bandas organizadas dentro de las prisiones fueron quienes conspiraron para cometer el fraude. Con ello, causaron un descontrol absoluto en el Departamento de Empleo (EDD, por sus siglas en inglés).

Vern Pierson, fiscal del condado de El Dorado y miembro de la investigación, opina que este descontrol se debe a la forma de operar del EDD.

Por su parte, Loree Levy, portavoz del EDD, dice que el Departamento ya está trabajando para eliminar las solicitudes de cheques de los presos. Agregó que también están buscando la forma de evitar que sucedan este tipo de fraudes con los cheques de ayuda.

Con información de Univision.