Policía de LA se prepara en lenguas indígenas

Yalitza Aparicio compartió su experiencia como niña hablante de lenguas indígenas en Tlaxiaco, su lugar de origen en el estado mexicano de Oaxaca.
Un grupo de activistas del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) y Comunidades Indígenas en Liderazgo (CIELO) impulsaron esta iniciativa. Dichas organizaciones capacitaron al personal policiaco a través de talleres con interpretes de lenguas indígenas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

En una de las ciudades más diversas del mundo, Los Ángeles, la policía inició un programa dirigido a las poblaciones indígenas migrantes.  Los oficiales y otros elementos de la corporación ahora tienen tarjetas guías con mensajes en nueve lenguas indígenas. Para este efecto se seleccionaron lenguas originarias habladas en México y Guatemala.

“Debemos de generar confianza entre la comunidad de Los Ángeles, sobre todo con la comunidad migrante” declaró el capitán Alfredo Labrada.

“Nosotros no somos policía migratoria, sino policía de la ciudad” añadió el oficial.

Un grupo de activistas del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) y Comunidades Indígenas en Liderazgo (CIELO) impulsaron esta iniciativa. Dichas organizaciones capacitaron al personal policiaco a través de talleres con interpretes de lenguas indígenas.

“Aquí se hablan más idiomas del mundo que en cualquier otra ciudad, lo que representa a distintas culturas”, explica Labrada.

“Hay oficiales que se educaron en lengua distinta al inglés, a estos oficiales se les da un bono por hablar distintos idiomas” añade el jefe policiaco.
“Yo hablo español, mientras que otros dominan el japonés, coreano, ruso. Unos más hablan alguna lengua materna”. El oficial añade que otorgar facilidades para comunicarse en lenguas maternas disminuye la discriminación.

“Hemos hecho varias cosas, para mejorar la atención de la policía con la víctima, pero siempre me hacía las mismas preguntas: ¿Cómo le voy a tomar el reporte a una víctima que no habla español ni inglés? A veces buscamos a algún familiar o amigos que estén cerca, para que nos ayude, pero no siempre es fácil, porque en México se hablan 62 lenguas indígenas”.

Tal vez te interese:  Juez da espalda a Sessions y su iniciativa contra ciudades santuario

Otros servidores también atenderían indígenas

También se busca organizar un proyecto de educación comunitaria para otros trabajadores públicos como bomberos. De esta manera los servidores públicos aprenderán de culturas indígenas como la zapoteca, maya, mixteca y triqui.

Labrada añade que en el caso de necesitar traductores para servicios legales, no se tomará en cuenta el estatus migratorio o si cuenta o no con documentos. “Tenemos una política en este departamento de policía de Los Ángeles: no preguntamos el estado migratorio de nadie. Si una persona es indocumentada, no nos interesa porque nosotros no somos de migración”, aclara.

Agrega: “A nosotros nos importa hablar con la comunidad, con la víctima si es sospechoso, para poder tener mayor información que permita resolver su caso. Ese es nuestro compromiso, la de investigar y no la de preguntar su situación migratoria. Yo también fui indocumentado cuando llegué aquí, a los Estados Unidos”.