En los últimos días el presidente estadounidense ha intensificado su retórica contra la inmigración ilegal.
En los últimos días el presidente estadounidense ha intensificado su retórica contra la inmigración ilegal.

El presidente Donald Trump arremetió otra vez el miércoles contra la caravana de migrantes centroamericanos que avanza con rumbo a EE.UU., poniendo en dudas que México los detenga y recordando que soldados estadounidenses los esperan porque no son bienvenidos.

Los nuevos comentarios de Trump llegan cuando al menos dos caravanas, y una más compuesta por salvadoreños, hicieron un alto el miércoles por un día o más en pueblos al sur de México, mientras recuperan fuerzas y buscan apoyo para continuar la agotadora travesía que iniciaron a mediados de octubre en Honduras.

​”Las caravanas están formadas por personas muy duras y difíciles. Lucharon duro y cruelmente contra México en la frontera norte antes de abrirse paso. Soldados mexicanos lastimados, no pudieron o no quisieron detener la caravana. Deberían detenerlos antes de que lleguen a nuestra frontera, ¡pero no lo harán!”, escribió Trump en uno de sus mensajes en Twitter.

En un segundo mensaje reiteró la decisión de su gobierno de detenerlos.

“Nuestro ejército está siendo movilizado en la frontera sur. Muchas más tropas están yendo. NO permitiremos que estas caravanas, que también están formadas por algunos matones y pandilleros muy malos, ingresen a Estados Unidos. Nuestra frontera es sagrada, deben ingresar legalmente. ¡DEN VUELTA!”, enfatizó en Twitter.

Esta es una más de las muchas advertencias hechas por Trump a los miles de migrantes de una de las caravanas que ha ido mermando hasta llegar a unos cuatro mil migrantes, desde unos siete mil que llegó a tener días atrás.

Agotados por el trayecto, muchos regresaron a su país y otros han aceptado la oferta de México de instalarse en el país pero en sitios alejados de las fronteras con EE.UU.

Tal vez te interese:  Tras fuertes disturbios, segunda caravana de migrantes entra a México

Las declaraciones de Trump llegan a una semana de las elecciones legislativas estadounidenses, que decidirán si los republicanos mantienen o pierden el control del Congreso.

En los últimos días el presidente estadounidense ha intensificado su retórica contra la inmigración ilegal, incluyendo la idea de que quiere construir ciudades de carpas para albergar a los solicitantes de asilo.

El martes incluso insinuó la posibilidad de poner fin a los derechos constitucionales de ciudadanía para los bebés nacidos en el país de padres que no sean estadounidenses.

Texto de Voz de América.

Comentarios

comentarios

- Publicidad -