Jeanette Vizguerra | Mexicana se refugia en iglesia de Denver para evitar ser deportada [VIDEO]

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Luego de la deportación de Guadalupe García de Rayos la semana pasada, otro caso similar sale a la luz; pero esta vez, la mexicana Jeanette Vizguerra Ramírez se refugió en una iglesia de Denver, Colorado, para evitar la deportación.

Vizguerra Ramírez, quien ha sido una líder de movimientos de inmigrantes y de trabajadores por largo tiempo, realizó un acto de resistencia al entrar al santuario que representa la iglesa First Unitarian Society de Denver, explicaron los organizadores.

La mexicana ha vivido por más de 20 años en Denver y tres de sus cuatro hijos nacieron en Estados Unidos, por lo que si la deportan tendría que dejarlos, pues son ciudadanos estadounidenses. Su hija mayor es beneficiaria de DACA.

Tal vez te interese:  Más de 100 trabajadores agrícolas migrantes dan positivo a Covid-19

Ella, al igual que Guadalupe, tenía una cita en las oficinas de los Servicios de Inmigración y Aduanas (ICE), pero decidió no acudir por el miedo a ser sacada del país. En su lugar acudió su abogado, a quien le notificaron que se le negaba el permiso que se había vencido apenas la semana pasada.

En los últimos cinco años, Vizguerra Ramírez había obtenido un permiso de “permanencia de remoción” que tiene una validez de un año.

En un comunicado, Shawn Nedauer, vocera de ICE para la región central de Estados Unidos informó que bajo las nuevas leyes de migración, “Vizguerra Ramírez es una prioridad de aplicación de la ley ICE”.

Tal vez te interese:  ¿Qué contempla el nuevo tratado comercial de América del Norte T-MEC?

Antes de entrar a la iglesia, la mexicana ofreció una declaración donde aseguró: “tomé la decisión correcta. Sabía en el fondo de mi corazón que esta vez sería diferente, que si acudía, me detendrían”, indicó.

“Desde aquí adentro voy a continuar mi lucha . Me voy a mantener luchando, hay muchas familias en esta misma situación”, dijo ante un grupo nutrido de personas que la apoyan.

“Esto no es sólo un ataque contra mí, sino un ataque contra toda la comunidad de inmigrantes, tenemos que mirar y ver qué vamos a hacer, cómo vamos a tomar medidas para protegernos a nosotros mismos”.

Tanto Guadalupe como Jeanette fueron detenidas hace años por usar una indentificación falsa para trabajar en ese país.