¿Los permisos de trabajo temporal son una solución para reducir la migración irregular?

Migrantes centroamericanos son regresados a Tijuana, México. | Foto: VOA/Reuters.
La economía de Estados Unidos se beneficiaría, debido a que las empresas estadounidenses podrían contar con personal durante más tiempo y, en algunos casos, incluso de forma indefinida.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La semana pasada, Elizabeth Macdonough, parlamentaria del Senado de Estados Unidos, rechazó el “Plan C” de inmigración. Esta iniciativa, presentada por los demócratas de la Cámara de Representantes, pretendía dar una salida legal a cerca de 7 millones de migrantes a través de un permiso de trabajo temporal que evitaría su deportación.

Estaba previsto que este punto se incluyera en el paquete de gastos “Build Back Better de reformas sociales y climáticas impulsado por el presidente Joe Biden.

Tal vez te interese:  Miles de inmigrantes están sin empleo por tardanza en proceso de sus permisos de trabajo

Sin embargo, Macdonough rechazó las dos propuestas anteriores. En esas dos ocasiones expuso que la iniciativa provocarían un aumento del déficit en cerca de 140 mil millones de dólares durante la próxima década.

Los migrantes y su contribución a la economía

Muchos expertos creen que facilitar los permisos o las visas de trabajo a los migrantes podría ayudar a reactivar la economía estadounidense. Además de que contribuiría a reducir la migración ilegal hacia Estados Unidos.

Este tipo de permisos temporales podrían beneficiar especialmente a los migrantes centroamericanos. Muchos de ellos, tratan de huir de la inseguridad, la corrupción, la falta de trabajo y la mala situación económica de sus países. Estos problemas se agravaron por la pandemia del Covid-19.

Muchos expertos piensan que el acceso a visados de trabajo tipo H-2A, que permite la entrada de migrantes para un trabajo agrícola temporal, podría ayudar a muchos guatemaltecos que tienen una gran experiencia en el sector agrícola.

Mientras que el visado H-2B, que permite a migrantes calificados trabajar legalmente en Estados Unidos, podría ayudar a las personas de El Salvador u Honduras.

La economía del país se beneficiaría, debido a que las empresas estadounidenses podrían contar con este personal durante más tiempo y, en algunos casos, incluso de forma indefinida.

Los flujos migratorios no se están dando únicamente desde Centroamérica, pues se ha visto un incremento de migrantes de Haití o Venezuela. Sin embargo, este plan podría servir como un programa piloto para Centroamérica y después, dependiendo de su éxito, replicarlo para otros países.