Cuatro santos que interceden en la lucha contra el cáncer de mama

Cuatro santos que interceden en la lucha contra el cáncer de mama | Foto: Pexels
Alrededor del mundo 1 de cada 8 mujeres padece cáncer de mama, esta enfermedad en específico representa el 16% de los cánceres que más afectan a las mujeres.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 19 de octubre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama. La finalidad de esta fecha es concientizar a las mujeres para que puedan prevenir esta enfermedad. 

Tal vez te interese:  Oración a San Blas para pedirle favores
Tal vez te interese:  La iglesia de San José que ha sido consuelo de los migrantes en USA por casi 3 siglos

En el mundo una de cada ocho mujeres tiene un diagnostico con cáncer de mama, lo que representa el 16% de todos los cánceres que aquejan a este sector.

Dentro de la Iglesia Católica existen cuatro santos que justamente interceden de forma especial a esta causa. En esta lista, seleccionamos los más destacados por su intercesión en la curación de enfermedades particulares o con cáncer de mama. 

¿Cuáles son los cuatro santos que interceden por la mujeres con cáncer de mama?

Santa Águeda

Santa Águeda es la santa patrona de las personas que sufren enfermedades de la glándula mamaria, en especial de las mujeres con cáncer. 

Su festividad se celebra cada 5 de febrero. Esta santa provenía de Catania, Sicilia (Italia) y era conocida por su extraordinaria belleza. Posteriormente, consagró su vida y pureza a Dios.

Sufrió un injusto castigo por parte del cónsul Quintiliano, pues este cortejo a la joven y ella lo rechazó. Como resultado, el hombre la torturó y pidió que le cortaran los pechos con pinzas de acero. 

Por esta razón, alrededor del mundo hay iglesias en su honor; así como fundaciones contra el cáncer de mama que llevan su nombre.

San Ezequiel Moreno

Sus fieles son conocidos como “los soldados de Santa Águeda”, según un artículo del Dr. Michael B. Shimking, ellos se dedican a tratar y prevenir esta enfermedad. 3

San Ezequiel Moreno se celebra cada 19 de agosto por ser patrono de los enfermos de cáncer. El motivo por el cual lo canonizaron fue por curar a dos enfermos terminales con dicha enfermedad; entre ellos se encuentra una mujer. 

Este santo fue un fraile agustino recoleto que nació a mediados del siglo XIX, sirvió por muchos años como misionero en Colombia: en ese lugar se le detectó cáncer. San Ezequiel Moreno murió a los 58 años en España por causa de esa enfermedad.

En 1992 fue canonizado por San Juan Pablo II, pues se comprobó que intercedió en la cura de la colombiana María de Jesús Náñez. La mujer estaba operada de un tumor en la pierna derecha, esto le provocó metástasis en el pecho izquierdo. 

Santa María de La Providencia

También conocida como Eugénie Smet, Santa María de La Providencia nació en Francia. Durante su vida fundó la Congregación Sociedad de las Auxiliadoras de las Almas del Purgatorio, la cual busca salvar las benditas almas a través de obras de misericordia. 

Su santoral se festeja cada 6 de marzo. Además, se le reconoce como intercesora de las mujeres con cáncer de mama porque a los 45 años fue detectada con metástasis, al poco tiempo falleció. 

Aunque no hay registros directos sobre su participación en alguna curación de esta enfermedad, se convirtió en un gran ejemplo para las mujeres que la padecen.

Santa María Celia Guérin

En 1831 nació la Santa María Celia Guérin, dentro de una familia católica. Por ello, fue educada por religiosas, quienes le enseñaron el oficio en arte y confección. 

Junto a su esposo, San Luis Martin, se convirtieron en el primer matrimonio católico declarado santo. Su festividad se celebra el 12 de julio.

Santa María Celia Guérin procreó nueve hijos y, según la historia, llevó una vida matrimonial ejemplar: acudía a misas diarias, hacía oración y confesión frecuentemente, y tuvo una vida parroquial

Al igual que a Santa María de La Providencia, esta santa padeció cáncer de mama a los 45 años, la cual aquejó hasta el día de su muerte.