Conductor alcoholizado derriba estatua de San Juan Pablo II en México

Así lucía la estatua de San Juan Pablo II antes del incidente. | Foto: Gobierno de Tlaquepaque.
La iglesia donde estaba esta estatua de San Juan Pablo II no presentará cargos contra el conductor que la derribó accidentalmente. Texto de ACI Prensa.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La madrugada del martes 1 de septiembre, un conductor en estado de ebriedad derribó una estatua del Papa San Juan Pablo II. Esta estatua estaba ubicada frente a la parroquia San Pedro en Tlaquepaque, en el estado mexicano de Jalisco. El incidente suscitó la indignación de los fieles católicos.

Este 15 de septiembre, el vicario parroquial de San Pedro, P. José de Jesús González Rosas, dijo a ArquiMedios que el conductor “al parecer iba en un jeep”. Además, agregó que todo parece indicar que “se trató de un accidente por un posible exceso de alcohol o droga“.

Asimismo, el sacerdote explicó que la información de la que se dispone hasta ahora se debe a los videos aportados por vecinos. Y es que el sistema oficial de cámaras de video vigilancia no funcionó la madrugada en que la estatua del Papa fue dañada.

Tal vez te interese:  ¿Qué tanto sabes de San Juan Pablo II? 10 datos importantes de su vida
Tal vez te interese:  Oración de Consagración al Sagrado Corazón por San Juan Pablo II

No tomarán represalias contra quien derrumbó estatua de San Juan Pablo II

El P. González descartó que se haga una denuncia penal para reparar los daños a la estatua de San Juan Pablo II. Esto, a menos que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) lo considera necesario. Al respecto, el P. González recuerda que la parroquia es parte del patrimonio federal.

El sacerdote precisó que, además de los daños a la imagen de Juan Pablo II, el auto también afectó el barandal de metal y las columnas de cantera del ingreso principal a la parroquia.

Los daños en la estatua del Papa están el faldón, en la parte derecha de la espalda, en la cintura y en la paloma que se colocó junto a su imagen. Sin embargo, Jorge Frausto Arias, el escultor que terminó esta estatua en abril de 2006, ya trabaja en la restauración de la obra.

“El costo de la reparación es de 100 mil pesos. Esto es una octava parte de su valor comercial de 800 mil pesos”, dijo Arias en declaraciones a ArquiMedios. El artista también declaró que es posible realizar una buena restauración.

De acuerdo con Arias, los gastos de la reparación de la estatua del Papa corren a cargo del Ayuntamiento de San Pedro Tlaquepaque. Además, el responsable de la Coordinación de Desarrollo Económico, Vicente García Magaña, ha estado en contacto con él para hacer los trabajos de restauración.

Texto de ACI Prensa