5 consejos para elegir al mejor padrino de bautizo para tus hijos

Los padrinos de bautizo tienen la misión de guiar la vida católica de los niños. | Foto: Cathopic.
Los padrinos de bautizo deben cumplir estos requisitos para saber guiar con bien a los hijos de quienes los eligen con toda su confianza. Un texto de ACI Prensa.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

¿Se acerca el bautizo de tus hijos y no sabes qué considerar a la hora de elegir padrino? ¡No te preocupes! La Arquidiócesis Primada de México te da cinco consejos que pueden ayudarte en esta importante decisión.

Estos consejos provienen de las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia. Dicho Magisterio nos guía en todo lo fundamental sobre el tema del Bautizo a través de dos textos: el Catecismo de la Iglesia Católica y el Código de Derecho Canónico.

Antes de comenzar, es importante saber que el Catecismo de la Iglesia Católica nos dice en el artículo 1255:

“Para que la gracia bautismal pueda desarrollarse es importante la ayuda de los padres. Ese es también el papel del padrino y de la madrina, que deben ser creyentes sólidos, capaces y prestos a ayudar al nuevo bautizado, niño o adulto, en su camino de la vida cristiana”.

Asimismo, señala que la tarea del padrino o madrina “es una verdadera función eclesial”. También explica que “toda la comunidad eclesial participa de la responsabilidad de desarrollar y guardar la gracia recibida en el Bautismo”.

1. Deben conocer su misión como padrinos de bautizo

La Arquidiócesis señala que los padrinos “deben ser buenos cristianos y tener conciencia plena de la misión que la Iglesia les encomienda: ayudar a los padres en la formación de los hijos”.

En efecto, el Código de Derecho Canónico señala lo siguiente:

“En la medida de lo posible, a quien va a recibir el bautismo se le ha de dar un padrino, cuya función es asistir en su iniciación cristiana al adulto que se bautiza, y, juntamente con los padres, presentar al niño que va a recibir el Bautismo y procurar que después lleve una vida cristiana congruente con el bautismo y cumpla fielmente las obligaciones inherentes al mismo” (872).

2. Deben tener más de 16 años y conviene que estén casados

Los padrinos “deben ser mayores de 16 años”, dice la Arquidiócesis. Además, agrega: “aunque pueden ser solteros, siempre resulta conveniente que sean casados”.

Tal vez te interese:  Encontrarse nuevamente con Jesús en este adviento

Al respecto, el Código de Derecho Canónico señala que es necesario que el padrino o madrina “haya cumplido dieciséis años, a no ser que el Obispo diocesano establezca otra edad, o que, por justa causa, el párroco o el ministro consideren admisible una excepción” (874).

Además, es importante destacar que los padrinos no pueden ser los mismos padres de la persona que será bautizada.

3. Los padrinos de bautizo deben vivir su fe católica de forma coherente

La Arquidiócesis también dice que los padrinos no deben ser personas de otra religión. Tampoco deben tener “modos deshonestos de vivir, pues deberán acompañar a los niños en su formación católica”.

Sobre el tema, el Código de Derecho Canónico menciona que se aceptará como padrino a quien lleve “una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir”. Además, esta persona no debe tener una pena canónica, “legítimamente impuesta o declarada”.

4. Deben haber hecho la Confirmación

La Arquidiócesis señala que los padrinos de bautizo deben haber recibido los tres sacramentos de iniciación cristiana: Bautismo, Confirmación y Eucaristía.

Es importante que los padrinos vivan de forma coherente la fe católica que profesan. Y es que no solo serán un buen ejemplo para tus hijos, sino que cumplirán con responsabilidad la misión por la que deberán responder a Dios.

5. Si son esposos, deben haberse casado por la Iglesia

Finalmente, la Arquidiócesis Primada de México recomienda a los padres que toda pareja de esposos que deseen ser padrinos de bautizo de sus hijos deberán presentar la constancia de su Matrimonio eclesiástico. Por lo tanto, no basta que estén casados por civil: es requisito que estén casados por la Iglesia Católica.

Texto de ACI Prensa