Oración para consagrar a tu familia a los Corazones de Jesús y María

Puedes rezar esta oración el día del Sagrado Corazón de Jesús o en cualquier otra fecha del año. | Foto: Cathopic.
Hoy, en la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, puedes ofrecerle esta oración para que cuide de ti y de tu familia y los mantenga unidos siempre. Con información de ACI Prensa y Desde la Fe.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este viernes 11 de junio, la Iglesia celebra la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús. Con ella recordamos que el amor de Jesús es incondicional y que, además, nos acompaña a donde quiera que vayamos.

La fiesta del Sagrado Corazón de Jesús se celebra desde los años 1600, aproximadamente. En esos tiempos, Jesús se le apareció a Santa Margarita María de Alacoque y le contó su deseo de tener un día consagrado a Su corazón.

De acuerdo con las palabras de Jesús, Él quería un día especial para que las personas pidieran perdón a Su corazón. De esta forma, se pueden “reparar los ultrajes por él recibidos durante el tiempo que ha permanecido expuesto en los altares”.

Sin embargo, en esta fecha también puedes consagrar a tu familia a los Santísimos Corazones de Jesús y María. Puedes hacerlo con esta oración.

Tal vez te interese:  Oración de Consagración al Sagrado Corazón escrita por San Juan Pablo II

Oración de Consagración a los corazones de Jesús y María

Santísimos corazones de Jesús y María,
unidos en el amor perfecto,
como nos miran con misericordia y cariño,
consagramos nuestros corazones,
nuestras vidas, y nuestras familias a Ustedes.

Conocemos que el ejemplo bello
de Su hogar en Nazaret fue un modelo
para cada una de nuestras familias.
Esperamos obtener, con Su ayuda,
la unión y el amor fuerte y perdurable
que Ustedes se dieron.

Tal vez te interese:  Oración al Sagrado Corazón de Jesús para matrimonios en problemas

Que nuestro hogar sea lleno de gozo.
Que el afecto sincero, la paciencia, la tolerancia,
y el respeto mutuo sean dados libremente a todos.

Que nuestras oraciones
incluyan las necesidades de los otros,
no solamente las nuestras.

Y que siempre estemos cerca de los sacramentos.

Bendigan a todos los presentes
y también a los ausentes,
tantos los difuntos como los vivientes;
que la paz esté con nosotros,
y cuando seamos probados,
concédannos la resignación cristiana
a la voluntad de Dios.

Tal vez te interese:  ¿Sabes de dónde proviene la devoción al Sagrado Corazón de Jesús?

Mantengan nuestras familias cerca
de Sus Corazones;
que Su protección
especial esté siempre con nosotros.

Sagrados Corazones de Jesús y María,
escuchad nuestra oración.
Amén.

Con información de ACI Prensa y Desde la Fe