Texas y Louisiana demandan al gobierno la baja en las órdenes de arresto de ICE

Foto: @ICEgov
La demanda contra el gobierno de Joe Biden fue porque enfocó las deportaciones en los migrantes más peligrosos para el país
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los fiscales generales de Texas y Louisiana demandaron al gobierno del presidente Joe Biden por modificar las políticas migratorias e impedir que los funcionarios de ICE den prioridad a la custodia y deportación de la mayoría de los migrantes que terminen sus sentencias penales por cargos criminales.

En su demanda, el fiscal general de Texas, Ken Paxton acusó al gobierno de poner en peligro a los texanos.

Tal vez te interese:  Utiliza el ICR para saber si un arresto o deportación de ICE es legal
Tal vez te interese:  Estas son las causas más comunes por los que se puede ser deportado de USA

“La rotunda negativa del presidente Biden a hacer cumplir la ley está exacerbando una crisis fronteriza sin precedentes”, declaró Paxton.

Paxton se encuentra entre un grupo de fiscales estatales que desafían de manera proactiva las políticas migratorias de la administración Biden en los tribunales.

¿Cuál fue el cambio de política que le valió una demanda al gobierno?

El cambio de política, establecido por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en enero y aprobado por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en febrero, establece enfocar los esfuerzos de la migra en:

  1. Los extranjeros que representan una amenaza a la seguridad nacional
  2. Aquellos migrantes que hayan ingresado a Estados Unidos después del 1 de noviembre de 2020
  3. Los migrantes que hayan han cometido un delito agravado

Por lo contrario, bajo la administración de Trump, ICE utilizaba su programa de detenciones para solicitar a las autoridades locales retener a los extranjeros en prisión hasta 48 horas después de que hubiesen finalizado sus condenas de cárcel.

Las detenciones permiten a los funcionarios de ICE detener a esos ciudadanos extranjeros y someterlos a procedimientos de deportación. Incluso, la administración Trump encabezó diversos conflictos legales con las ciudades santuario que se negaron a seguir estas medidas.

Cabe aclarar que la ley estatal de Texas obliga a las autoridades estatales y locales a cooperar con los agentes de detención de ICE. Sin embargo, la práctica es opcional en muchos otros estados.

“La ley y el orden deben respetarse y aplicarse de inmediato para garantizar la seguridad de nuestras comunidades. Los extranjeros ilegales peligrosos y violentos deben ser deportados de nuestras comunidades como lo requiere la ley federal”, dijo Paxton.