Republicanos dejan solo a Trump; ¿qué pasará después de la toma del Capitolio?

Lo sucedido el día de ayer marca un antes y después en la carrera de Trump y en el futuro del Partido Republicano. | Foto: VOA.
Varios políticos culpan a Donald Trump de la violencia en el Capitolio. Incluso, algunos miembros de su gabinete ya renunciaron. ¿Qué pasará con él los próximos días?
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Después de la toma del Capitolio el día de ayer, varios políticos mostraron su enojo contra Donald Trump. La mayoría de ellos coincide en que el presidente fue quien incitó los actos violentos. Como consecuencia, algunos miembros del gabinete de Trump ya han presentado su renuncia, dejándolo solo en medio del caos desatado en Washington.

Luego de que decenas de manifestantes lograran burlar la seguridad del Congreso, Trump publicó un mensaje en su cuenta de Twitter pidiéndoles que se retiraran. Sin embargo, siguió insistiendo en que hubo fraude en las elecciones presidenciales.

Tal vez te interese:  MINUTO A MINUTO | Seguidores de Trump toman el Capitolio; toque de queda en Washington

Desde su campaña de 2020, Donald Trump calentó los ánimos de grupos de ultraderecha bajo esos argumentos. Así lo afirma Juan Carlos Barrón Pastor, Secretario Académico del Centro de Investigaciones sobre América del Norte en la UNAM.

Manifestantes con trajes del Ku Klux Klan, miembros del movimiento QAnon, personas con horcas y con la bandera confederada… Todos ellos forman parte de grupos de extrema la derecha estadounidense que, desde hace 4 años, han manifestado su apoyo al mandatario republicano.

Sin embargo, tras lo sucedido ayer, es muy probable que Trump se quede sin el apoyo de su partido (salvo por unos cuantos republicanos con posturas radicales como la suya). Además, estos grupos de ultraderecha podrán dejar su figura de lado y seguir operando como lo han hecho siempre.

El posible futuro de Trump

Cuando la violencia se desató en el Capitolio, algunas personas comenzaron a hablar de un “golpe de estado“. Sin embargo, Estefanía Cruz Lera, investigadora sobre temas de América del Norte también en la UNAM, aclara que esto no sucedió.

“Los golpes de estado tienen como objetivo tomar el poder”, explica. El día de ayer, los manifestantes pretendían defender la postura de Trump, no arrebatar el poder del gobierno actual.

Aun así, Cruz Lera reconoce que lo acontecido es un hecho sin precedentes en la historia de USA. Como tal, afirma que pueden tomarse medidas serias al respecto. Estas medidas estarían dirigidas hacia Donald Trump, a quien todavía le quedan algunos días en la presidencia.

La investigadora ve tres posibles escenarios en el futuro de Trump. El primero de ellos es que haya un impeachment o proceso de destitución contra el aún presidente. Sin embargo, este es un proceso largo que podría tomar más días de los que Trump seguirá en el poder.

El segundo escenario es que Mike Pence acceda a la presión de muchos políticos y aplique la Enmienda 25. Esta enmienda permite remover a un presidente de su cargo cuando está inhabilitado para ejercer el poder. Para usar dicha herramienta, se podría argumentar que Trump no está habilitado dado que incita a acciones violentas y radicales.

Sin embargo, Lera cree que la parte conservadora de la Suprema Corte no aceptaría estos argumentos. Esto provocaría una discusión muy larga que también puede tomar más días de los que le quedan a Trump en la presidencia.

¿Qué pasará después de la toma del Capitolio?

Un tercer escenario (el más factible) es intentar reducir el margen de acción de Trump. El bloqueo de sus redes sociales es un primer paso en el intento de detener su invitación a la violencia.

Lo que sigue es que el Congreso bloquee sus órdenes ejecutivas en caso de que quiera realizar más acciones. Al respecto, Cruz Lera recuerda que Trump todavía tiene el control del Ejército, por lo que puede desplegar armas en cualquier momento. Por último, la especialista aclara que el presidente podría enfrentar un juicio político en el futuro.

El Partido Republicano debe reestructurarse

Para Alejandro Chanona, investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, cualquiera de estos escenarios irá acompañado de un hecho ineludible: los republicanos tienen que reconfigurarse.

La renuncia de los miembros del gabinete de Trump deja al descubierto que lo sucedido este 6 de enero abrió una herida profunda en la política estadounidense. Ante estos hechos, Chanona opina que tanto el Partido Demócrata como el Republicano deben reconfigurar el sistema democrático de su país.

Para él, las revueltas de ayer evidenciaron las ineficiencias en el sistema electoral estadounidense. También mostraron que los discursos populistas y de ultraderecha republicana están más que arraigados en la sociedad norteamericana. Es por eso que la victoria de los demócratas en la presidencia y en el Senado marcan un parteaguas importante en la reconfiguración de la nación.

En esta transición de poder, Chanona considera importante que los políticos republicanos radicalizados por Trump tomen una postura más neutral. Opina que sólo de esta forma se pueden combatir la polarización y el racismo implantados en USA durante los últimos 4 años.

Por otro lado, el investigador también cree que Trump intentará seguir actuando políticamente de manera individual. También proyecta que el “trumpismo” no desaparecerá, ni tampoco los movimientos de ultraderecha que lo han apoyado a lo largo de su carrera.

Para estos movimientos, afirma, Trump no es alguien esencial. Sin embargo, en él encontraron un espacio para hacerse visibles en la esfera pública. Ahora, tras las manifestaciones de ayer, Chanona prevé que seguirán actuando desde la ilegalidad (una ilegalidad que dejó 5 muertos el día de ayer) en lugar de tomar acciones políticas concretas.

Mientras tanto, Trump dijo que ya está preparado para el 20 de enero y que acepta su derrota. Pero los investigadores citados aquí recuerdan que es muy inestable y podría suceder cualquier cosa.