¿Para qué sirven los debates presidenciales?

Hoy se llevará a cabo el último de los debates entre Trump y Biden antes de las elecciones. | Foto: Voz de América.
¿Los debates presidenciales realmente pueden influir en la decisión de los votantes? Verificado-Conexión Migrante te informa al respecto.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El primero de los debates presidenciales en Estados Unidos entre Donald Trump y Joe Biden se celebró el martes 29 de septiembre. Este debate estuvo envuelto en fuertes controversias

El presidente Trump interrumpió constantemente al candidato demócrata, Joe Biden, y tuvo choques con el moderador Chris Wallace. Por su parte, Biden llamó “payaso” a Trump y le pidió que se callara (“Will you shut up, man?”).

Además, muchos críticos se lanzaron contra el presidente por no condenar a grupos que abogan por la supremacía blanca (es decir, quienes piensan que la gente blanca es superior a las demás razas).

El día de hoy, ambos candidatos volverán a enfrentarse en un último debate, lo que lleva a distintas preguntas. 

Tal vez te interese:  Las 4 claves para entender el voto latino en Estados Unidos

¿Para qué son los debates?

Las campañas electorales en distintos estados en forma de rallies y la publicidad que los candidatos emiten en medios de comunicación están dirigidas hacia la postura oportuna para los candidatos. 

En estas reuniones y en la publicidad suele haber críticas hacia el contrincante. Incluso, esto da lugar a la desinformación. Pero esto se puede revertir en los debates presidenciales.

Mitchell S. McKinney, profesor de la Universidad de Misuri (Missouri), explicó en una sesión de los Foreign Press Centers del Departamento de Estado que los debates sirven para comparar a candidatos, lado a lado, bajo condiciones equitativas:

Los votantes tienden a pensar en el momento del debate como una forma útil y creíble de comunicación de campaña, contrario a los anuncios de los candidatos y a los discursos de la convención controlados por los candidatos”.

Mitchell McKinney, profesor de la Universidad de Misuri.
Mitchell McKinney, profesor de la Universidad de Misuri.

¿La gente los ve?

Los debates presidenciales abarcan una gran cantidad de la población. McKinney explicó que éstos reciben una gran atención entre el público y una amplia cobertura en los medios en la campaña

De hecho, CNN reportó que más de 73 millones de personas sintonizaron el primer debate. De acuerdo con Nielsen, esta cifra es mucho menor a los 84 millones de personas que vieron primer debate entre Donald Trump y Hillary Clinton en 2016.

Además, datos del Pew Research Center, facilitados por McKinney, apuntan a que alrededor del 80% de la población adulta estadounidense vio o escuchó al menos uno de los cuatro debates de Kennedy y Nixon en 1960.

Tal vez te interese:  ¿Qué hace un vicepresidente y qué tan importante es?

¿Los debates cambian la opinión de los votantes?

Poco. El profesor McKinney dijo que alrededor del 90 al 95% de los votantes que ven el debate ya tienen pensada su decisión.

Además, de acuerdo con McKinney, del 5% de las personas que siguen sin decidir su voto, más de la mitad (3-4%) reporta tener una preferencia por un candidato después de ver el debate.

Entonces, como ha sido explicado antes en Verificado-Conexión Migrante, los votantes en los swing states hacen la diferencia. Y estos votantes, que aún no deciden por quién votar, son alcanzados mediante los debates, explicó el profesor:

Cuando la contienda vuelve a estar lo suficientemente cerca en los estados ‘de batalla’ (swing states) y hay suficientes votantes indecisos, entonces el debate, creo, puede ser trascendental incluso en el resultado de una elección”.

¿Hay ganador o perdedor?

En realidad, estas mediciones se dan mediante encuestas que surgen alrededor de 24 o 48 horas después del debate. En ellas se plantea quién ganó o quién perdió según la opinión pública.

Por ejemplo, una encuesta de CBS reveló que el 48% opina que Joe Biden ganó el debate. Mientras tanto, el 41% eligió a Donald Trump como ganador. 

Pero el “ganar” en un debate no garantiza un triunfo en la elección. “La campaña continúa después de que se lleva a cabo el último debate y podría haber nuevos desarrollos, podría haber tropiezos por parte de los candidatos”, dijo el profesor de la Universidad de Misuri.

Hillary Clinton, explicó McKinney, se posicionó como ganadora en los tres debates en 2016.

El último debate entre Trump y Biden se celebrará hoy 22 de octubre a las 9 pm (hora del Este de EEUU). Tendrá lugar en la Universidad de Belmont, en Nashville, y podrá verse a través de diferentes medios de comunicación.