Incendios en Utah y Colorado obligan a miles de personas a evacuar sus hogares

Imágenes del incendio CalWood, en Colorado. El fin de semana, este fuego y otros don incendios en Utah provocaron miles de evacuaciones. | Foto: Captura de video.
Las autoridades de Utah creen que uno de los incendios fue provocado por alguna persona. Los bomberos aún están luchando por combatir el fuego. | Con información de Mundo Hispánico.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este fin de semana, cerca de 3 mil personas tuvieron que dejar sus hogares a causa de los incendios que están devorando parte de Utah y Colorado. Entre el sábado y el domingo, estos incendios arrasaron con casi 9 mil acres de terreno.

Uno de los incendios, llamado CalWood, inició el sábado en el condado de Boulder, en Colorado. En menos de 24 horas, este incendio acabó con 8 mil 700 acres de terreno. Como medida de seguridad, las autoridades de Boulder evacuaron a unas 3 mil personas de sus hogares.

A sólo 50 millas de Boulder, el incendio de Cameron Peak continúa ardiendo. Este otro incendio ha sido catalogado como el más grande en la historia de Colorado. Desde agosto, sus llamas han consumido más de 371 millas cuadradas.

Tal vez te interese:  Trump aprueba fondos de emergencia para incendios en California

Hasta este momento, el cuerpo de bomberos del estado sigue luchando por combatir ambos incendios. Sin embargo, Mike Wagner, jefe de división de la Oficina del Sheriff del condado de Boulder, acepta que no ha sido una tarea sencilla. Dice que, aunque el fuego de CalWood está más controlado, todavía es peligroso entrar a las zonas devastadas:

“Creemos que probablemente se perdieron varias casas. Todavía es demasiado dinámico para entrar y comenzar a evaluar”.

Más incendios en Utah

Mientras tanto, en el estado de Utah, otros dos incendios también obligaron a los habitantes a evacuar. Durante el domingo, Range Fire y el Fire Canyon devoraron cerca de 4 mil 500 acres de terreno.

Aunque ambos incendios son de magnitudes pequeñas, las autoridades temen que sean lo suficientemente fuertes como para dañar carreteras y otras vías de comunicación. Esto dificultaría las labores de los bomberos.

Por otra parte, se sospecha que uno de estos incendios, el Fire Canyon, fue provocado por alguna persona.

Con información de Mundo Hispánico.