Tormenta tropical Beta deja inundaciones a su paso por Texas

Tormenta tropical Beta deja inundaciones y destrozos a su paso por Texas
Beta es la novena tormenta con nombre que llega a la costa continental estadounidense este año, igualando el récord de 1916.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El lunes por la noche, la tormenta tropical Beta tocó tierra en la costa de Texas. A su paso, ha dejado inundaciones y destrozos. Se mueve lentamente descargando lluvias torrenciales y vientos de 85 kilómetros por hora hacia Louisiana.

Tal vez te interese:  Tormenta tropical Beta avanza hacia Texas y Luisiana

Beta tocó tierra a unos 8 kilómetros al norte de Por O’Connor, Texas con vientos máximos sostenidos de 72 kilómetros por hora, según informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC). En los últimos días, sus vientos se debilitaron en su lento avance hacia la costa.

Cabe destacar que Beta es la novena tormenta con nombre que llega a la costa continental estadounidense este año. Lo cual igual el récord de 1916, según Phil Klotzbach, investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado.

También es la primera con nombre de letra griega que llega al territorio estadounidense. Después de que los meteorólogos agotaron las letras del alfabeto tradicional. Tuvieron que recurrir al griego por segunda vez desde la década de 1950.

Lo que más preocupa sobre Beta es cuánta lluvia dejará sobre zonas ya golpeadas por otros meteoros en esta temporada de huracanes.

“Esta es probablemente la parte más incierta del pronóstico”, dijo Dan Reilly, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología en la oficina de Houston-Galveston.

Los pronósticos iniciales de hasta 51 centímetros de lluvia en algunas zonas, se redujeron el lunes a 38 centímetros. Condados a de la costa texana probablemente recibirán de 10 a 15 centímetros y tierra adentro habría entre 5 y 10 centímetros.

Tal vez te interese:  ¿Cómo protejo mi patrimonio ante un huracán?

En los próximos días, se espera que Beta avance hacia el noreste a lo largo de la costa texana. El miércoles, se debilitará hasta convertirse en depresión cuando llegue a Houston-Galveston.