Demandan a CoreCivic por 40 mdd por la muerte de una niña migrante de un año que estaba bajo su custodia

En el centro de detención fue atendida y dada de alta; sin embargo, la pequeña Mariee se puso mal y murió poco después de ser ingresada a un hospital de una hemorragia que provocó insuficiencia cerebral.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Jazmín Juárez, madre de una niña migrante de un año que murió bajo la custodia de un centro de detención, demandó por 40 millones de dólares a CoreCivic, alegando que el personal médico trató de manera inadecuada la enfermedad de su hija

De acuerdo con Associated Press, la madre demandó a CoreCivic, compañía que opera un centro de detención en Dilley, Texas. La mujer testificó ante el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara, sobre las condiciones en las que el centro de detención tenía a su hija.

En su presentación judicial, Jazmín Juárez argumentó que la compañía CoreCivic tenía en malas condiciones el centro de detención y había autorizado que su hija viajara después de que la pequeña ingresará con fiebre de 104 grados Fahrenheit, vómito y tos.

En el centro de detención fue atendida y dada de alta; sin embargo, la pequeña Mariee se puso mal y murió poco después de ser ingresada a un hospital de una hemorragia que provocó insuficiencia cerebral.

Por su parte CoreCivic dijo a The Hill que todo el personal del centro de detención es supervisado por el Servicio de Inmigración y control de Aduanas (ICE) y que trabajan duro cada día para cumplir con los estándares altos que tienen para proteger a las poblaciones vulnerables.

“El Centro Residencial Familiar del Sur de Texas (STFRC) es una instalación construida durante la Administración de Obama con el propósito de cuidar a las familias inmigrantes y brindarles una amplia gama de servicios mientras esperan el debido proceso “, dijo el portavoz.

Tal vez te interese:  Cada día muere o desaparece un niño migrante desde 2014: ONU

De igual manera argumentó que el centro de detención cuenta con educación, guarderías vigiladas, áreas de recreación y biblioteca, así como una amplia sala de juegos.

Con información de The Hill