24 de junio de 2024
DOLAR: $18.24
Search
Close this search box.
24 de junio de 2024 | Dolar:$18.24

OPINIÓN | Amal, la oportunidad de ver a la niñez y adolescencia migrante

La visita de Amal fue importante porque obligó al Estado mexicano a mirar sus prácticas migratorias de contención.

En noviembre, por primera vez, Amal pisó suelo mexicano. Tijuana sería la primera ciudad que visitaría para comenzar su recorrido por todo el país. El 16 de noviembre llegó a la Ciudad de México. Desde 2021, Amal, quien representa a una niña refugiada siria de 10 años, comenzó a recorrer diferentes países en el mundo trayendo consigo un mensaje por la niñez y la adolescencia migrante y con necesidades de protección.

Amal llegó a México en un momento importante para la niñez y la adolescencia migrante. Su mensaje es claro: esperanza, tolerancia y solidaridad hacia las miles de niñas, niños y adolescentes que son forzados a salir de su país a causa de la violencia, las guerras, la persecución y en busca de reunificación familiar. 

Tal vez te interese:  Cruzando Líneas | Los huecos de la Navidad

Aunque desde 2014 contamos con una Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y, en 2020, su armonización con la Ley de Migración y la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político estableció la no detención de la niñez, la adolescencia y sus familias, éstas, al igual que las devoluciones a sus países de origen, continúan. Datos de la Unidad de Política Migratoria señalan que de enero a noviembre de 2023 se registraron 105,110 eventos de detención de niñas, niños y adolescentes de entre 0 y 17 años, 46% mujeres y 54% hombres. Un incremento del 70% con respecto al mismo periodo de tiempo de 2022 (61,909). Las principales nacionalidades de la niñez que viaja acompañada son Honduras, Haití, Brasil, Chile y Guatemala; mientras que aquella que viaja sin compañía provienen de El Salvador y Cuba, principalmente. Los datos nos muestran el reto de las Procuradurías de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes de establecer Planes de Restitución de Derechos que pongan en el centro el interés superior de la niñez, y que garantice el pleno ejercicio, respeto, protección y promoción de sus derechos humanos. 

Tal vez te interese:  OPINIÓN | México ante evaluaciones de Naciones Unidas

Las niñas, niños y adolescentes migrantes, en su mayoría, siguen expuestos a un retorno asistido sin que su opinión y sus circunstancias se tomen en cuenta, volviéndose una práctica sistemática del Instituto Nacional de Migración (INM), instancia que sigue decidiendo el destino de la niñez y la adolescencia migrante. Por su parte, algunas Procuradurías de Protección simulan realizar evaluaciones individuales, que en su mayoría terminan en la devolución de niñas, niños y adolescentes sin importar que su vida corra peligro. El Estado mexicano aún está lejos de garantizar el interés superior de la niñez y de eliminar por completo la detención de esta población. 

En 2024 se cumplen diez años de la promulgación de la Ley General de los Derecho de Niñas, Niños y Adolescentes y dos años de sus reformas, un gran avance y cambio de paradigma para la protección de la niñez y la adolescencia, sin embargo, aún sigue siendo un desafío su implementación. Es urgente que el INM, las Procuradurías de Protección y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias realmente implementen una coordinación eficiente para canalizar de manera inmediata a la niñez y la adolescencia a espacios adecuados, en donde pueda ser evaluado su interés superior y tengan acceso a procesos de protección especial o protección internacional, y no se siga por regla el retorno a sus países de origen.

En este escenario, la visita de Amal fue importante, no sólo porque representa la vida de millones de niñas, niños y adolescentes migrantes, desplazados y refugiados en México y el mundo, sino porque obligó al Estado mexicano a mirar sus prácticas migratorias de contención, contrarias a la legislación nacional y los acuerdos internacionales. Esperamos que el mensaje de Amal también haya llegado a la población mexicana, porque antes que migrantes son niñas y niños.