QUÉ ESTÁ PASANDO:

18 de septiembre de 2023

76° F

Los Angeles,
California
Tipo de cambio

Dolar:$17.06
Euro:€18.18

18 de septiembre de 2023 | Dolar:$17.06

OPINIÓN | Dirigir los reflectores hacia las personas migrantes

La Coalición de Trabajadoras y Trabajadores Migrantes Temporales sinaloenses abrió la posibilidad de que los migrantes trabajadores defendieran sus derechos desde su país de origen y no solo en el país en que trabajan.

En nuestra participación anterior hablamos de la responsabilidad que deben asumir las empresas estadounidenses que contratan mano de obra mexicana de forma temporal —a través del esquema de visas H2— para hacer frente a los periodos de mayor demanda para sus productos.

Señalamos que muchas de esas compañías no cumplen con la debida diligencia empresarial; es decir, que no identifican, previenen, ni mitigan los impactos negativos (reales o potenciales) que generan sus actividades, o los que ocurren dentro de su cadena de suministro y en sus relaciones comerciales. 

La serie de engaños, maltratos, abusos y violaciones a derechos humanos de que son objeto las y los trabajadores migrantes temporales son parte de esos impactos negativos, y lo peor es que estas malas prácticas son conocidas por las empresas contratantes, pero prefieren ignorarlas antes que ejercer la debida diligencia.

Tal vez te interese:  OPINIÓN | Políticas históricas de separación familiar en Estados Unidos

No obstante, en esta ocasión queremos dirigir los reflectores hacia las personas migrantes, que son la razón central por la que ProDESC trabaja el tema de la migración. Como organización civil que promueve la organización colectiva, hemos desarrollado una estrategia de defensa integral enfocada en los derechos humanos, la cual ha sido eficaz para casos relacionados con los derechos a la tierra, el territorio y el medio ambiente sano, pero también ha rendido frutos en la defensa de los derechos laborales de los y las trabajadoras migrantes. 

Nuestra estrategia de defensa integral cuenta con cuatro componentes, que son:

1) el litigio estratégico (dentro y fuera de México)

2) el análisis de información clave

3) la incidencia con actores públicos y privados

4) la comunicación estratégica mediante narrativas que combaten los discursos hegemónicos

En 2013 se abrió la oportunidad de poner en marcha este método de defensa al acompañar a un grupo de personas trabajadoras en Topolobampo, Sinaloa, que fueron defraudadas al intentar obtener una visa H2 para trabajar en Estados Unidos. Ellas se organizaron para evitar que más gente pasara por la misma amarga experiencia, y con ayuda de ProDESC, conformaron la Coalición de Trabajadoras y Trabajadores Migrantes Temporales Sinaloenses (en adelante, la Coalición).

Estas personas se empleaban principalmente en la industria de mariscos, procesando especies como camarón, jaiba, cocodrilo y pescado, actividad que desarrollaban, primero, en Topolobampo y, después, en una planta en el estado de Luisiana, Estados Unidos. 

Tal vez te interese:  OPINIÓN | Visas de trabajo H2 y debida diligencia empresarial

La Coalición comenzó a asesorar a potenciales trabajadoras/es del sector para prevenir fraudes, lo que le ganó presencia y reconocimiento a nivel local. Sus integrantes lograron disminuir las prácticas fraudulentas y abusivas de los reclutadores, también llamados “enganchadores”, que suelen ser el primer punto de contacto para muchas personas que buscan empleo temporal en los Estados Unidos.

El proceso organizativo de la Coalición es único en su tipo porque abrió la posibilidad de que los y las trabajadoras migrantes defendieran sus derechos desde su país de origen y no solo en el país en que trabajan. A 10 años de su creación, los esfuerzos emprendidos por la Coalición para evitar fraudes, abusos y malas prácticas han tenido un impacto regional notable, alcanzando también a ciudades y poblados como Los Mochis, El Colorado y los ejidos aledaños al municipio de Ahome y Gabriel Leyva de Solano, municipio de Guasave.

Uno de los logros iniciales de la Coalición fue que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social hiciera la primera inspección laboral en México, que dio como resultado una sanción administrativa contra la agencia de reclutamiento “Desarrollo Social Sin Fronteras”. Asimismo, en 2014, la Coalición participó en la campaña “Te la pintan retebonito”, dirigida a prevenir fraudes, y presentó la situación de las y los trabajadores migrantes temporales ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Otro logro sobresaliente tuvo lugar en 2018, cuando con apoyo de la Fundación Avina, la Coalición abrió el Centro de Asistencia, Asesoría y Atención al Trabajador Migrante Temporal (CAAATAM), ubicado en Topolobampo, el cual consta de un espacio seguro —una oficina— atendida por personas trabajadoras que han vivido en carne propia las duras condiciones del trabajo temporal en Estados Unidos, y en ella ofrecen información relevante sobre los derechos humanos laborales.

Este Centro se encarga también de proveer capacitación y asesoría a personas trabajadoras para evitar que sus derechos se vean vulnerados. “El trabajador migrante ya no va a ciegas a trabajar. La persona que va ahorita ya sabe sus derechos, ya saben lo que va a exigir. No van a pedir, van a exigir porque antes hacían con nosotros lo que querían”, dice en un video el trabajador Juan Francisco Gómez, al hablar del trabajo que realizan. 


Tal vez te interese:  CON SENTIDO | Más migrantes, más remesas… pero hay más

En coordinación con la Coalición y el Centro de Asistencia, ProDESC ha logrado interponer más de 35 denuncias penales solamente en la región de Los Mochis y Topolobampo. Uno de los resultados más visibles de esas denuncias fue el encarcelamiento, en 2016, de un reclutador originario de Topolobampo, que solía pedir “cuotas” de registro hasta a 30 personas, de las cuales contrataba a menos de la mitad. Esta persona viajaba con el grupo como trabajador, y ya en Estados Unidos, seguía pidiendo prebendas y favores a las personas que había ayudado a contratar.

En cuanto a la detención del reclutador fraudulento, la directora ejecutiva de ProDESC, Alejandra Ancheita, señaló que esta podía verse como “un mensaje persuasivo” para otros reclutadores “porque se ha identificado que con el trabajo de la Coalición ya muchos reclutadores que tenían el hábito de defraudar, empiezan a evitar la zona geográfica de Topolobampo y Los Mochis, porque saben que ya hay un grupo de trabajadores organizados que pueden denunciar este tipo de prácticas”, consignó la Directora de la organización al diario Noroeste.

El activismo de las más de 50 personas que forman la Coalición ha sentado un precedente inédito en México, y ha sembrado una semilla que seguirá dando frutos, como la iniciativa “Las Hijas de la Migración”, fundada por hijas de las primeras personas que levantaron la voz para defender sus derechos. Esta colectiva se propone compartir experiencias con base en “el conocimiento aprendido en la práctica de migrar”, pero de esta iniciativa y de otros procesos organizativos hablaremos en la siguiente entrega.