16 de julio de 2024
DOLAR: $17.71
Search
Close this search box.
16 de julio de 2024 | Dolar:$17.71

Protestan contra “muro de Trump” en Tijuana

Residentes piden al presidente Joe Biden parar la obra y no instalar el llamado “muro de Trump”

Tijuana.- Residentes y activistas de San Diego protestaron contra lo que ellos llaman “el muro de Trump” que será instalado en Playas de Tijuana.

Desde temprano se concentraron en una de las áreas donde comenzaron los trabajos de que será el nuevo muro.

Llegaron con música, pancartas y consignas en las que pedían al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, cumplir su promesa.

Y es que cuando ganó las elecciones prometió que no continuaría con la construcción del muro que inició el ex presidente Donal Trump.

Sin embargo hace apenas unas semanas la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) confirmó que reemplazarán tanto el muro primario como el secundario por uno más grande.

Sigue siendo el muro de Trump, advierten activistas

Daniel Watman es director del proyecto Jardin Binacional, colocado en ambos países en el área del muro en playas de Tijuana.

Desde hace años ha sido uno de los principales promotores de la unión de las comunidades de los dos países, Tijuana y San Diego.

“Nos tomó por sorpresa porque se había prometido que no habría más muros, pero ahora bajo el argumento de que el material está viejo quieren poner uno que nos va a dividir más, es el mismo muro de Trump”, lamentó.

Daniel fue acompañado por otros líderes de la comunidad que también se opone a la instalación del muro.

Tal vez te interese:  Colapsada, estación en Tapachula por llegada de migrantes

Los manifestantes caminaron hacia uno de los puntos donde ya iniciaron los trabajos con mediciones y allí cantaron, lanzaron consignas y dieron su discurso.

Adiós a los encuentros binacionales en el muro

Una de las principales preocupaciones de la comunidad es que con el nuevo muro se perderá la posibilidad de que familias en ambos lados convivan a través del muro.

“Yo por ejemplo no puedo ir a México y mi mamá tampoco puede cruzar, los fines de semana veníamos y cada quien se sentaba en su sillita y platicábamos horas,  ahora cómo vamos a convivir”, lamentó Jorge un joven en proceso de su permiso como residente.

Pero no solo se trata de ellos, en una comunidad fronteriza historias como las de Jorge se repiten y cada vez es más difícil mantenerse unidos, dijo Robert Vivar, otro activista y veterano deportado.

“Solo pedimos que se cumpla lo que se nos prometió, no más muros, no más divisiones, somos una comunidad muy lastimada que trata de reparar y reconstruirse como una sola, sin divisiones ni discriminación ni odio”, advirtió.

Notas relacionadas