Así puedes ayudar a las almas del purgatorio a llegar al cielo en Cuaresma

Es importante no subestimar el poder de la oración | Foto: Depositphotos
La Cuaresma es una época en la que podemos tomar varias acciones para pedir por la liberación de las almas nuestros seres queridos | Con información del National Catholic Register
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Si bien es nuestro deber orar por las amas de nuestros familiares, amigos y benefactores, es bastante común dejar de orar por nuestros seres queridos ignorando que nuestras oraciones, sacrificios y sufrimientos los ayudan a llegar al cielo.

Es por ello, que la autora católica Susan Tassone explica cómo podemos pedir por la liberación de las almas en el purgatorio en esta cuaresma.

Las cinco formas para ayudar a las almas en esta cuaresma

1 Con misas

¿A quién extrañas más? ¿Por quién te gustaría haber hecho más? Ofrece una misa por tus seres queridos, de acuerdo con la experta, “la Misa cura a los vivos y a los difuntos”.

Las Misas Gregorianas derivan su nombre del Papa San Gregorio Magno, quien fue el primero en popularizar esta práctica.

2 Celebra el “Sábados de todas las almas”

La autora explica que la Iglesia Católica de rito oriental no celebra la fiesta de los Fieles Difuntos el 2 de noviembre; por el contrario, se celebra el “Sábados de todas las almas” en Cuaresma, tiempo en el que reza por todos los fallecidos.

Tal vez te interese:  Ayuno y abstinencia durante la Cuaresma 2022

3 Reza el Vía Crucis por las almas del Purgatorio

La autora explica que la Virgen María también es la “madre amorosa de las almas del Purgatorio”, porque el Calvario de su Hijo Jesús fue un “verdadero purgatorio para ella”.

María estuvo presente cuando su Hijo murió por la redención de las almas. El amor del corazón de María abraza también el purgatorio. Ella es la Madre amorosa de las almas del purgatorio.

4 Practicar los sábados de reparación durante la Cuaresma

La autora también propone la práctica de los cinco primeros sábados durante la Cuaresma en reparación por su Inmaculado Corazón, como lo pidió en sus apariciones en Fátima.

5.- Recurrir a San José

Tassone propone unirse a la Unión Pía de San José, “dedicada a los que sufren y a los moribundos”.

En todo caso, recuerda, siempre se puede recurrir al Santo Custodio para “pedir la conversión de la familia, para acercar a los hijos a la Iglesia, para tener paz mental, para pedir trabajo o para vender la casa”.