Consecuencias de la eliminación del Título 42

Migrantes que buscan asilo son detenidos por un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos después de cruzar el río Bravo para entregarse y solicitar asilo en El Paso, Texas, Estados Unidos, visto desde Ciudad Juárez, México, pero existe el Título 42. | Foto: VOA / Reuters.
La eliminación del Título 42 tendrá consecuencias a futuro, los legisladores las examinaron y se realizó la Audiencia en el Congreso.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los legisladores examinan las consecuencias de la eliminación del Título 42, política sanitaria que permitía la deportación de los migrantes al llegar a la frontera con Estados Unidos.

Este miércoles se realizó la Audiencia en el Congreso sobre el Título 42. Por lo que los miembros del subcomité de Seguridad Fronteriza de la Cámara de Representantes expresaron su opinión.

La eliminación del Título 42 no significa que las fronteras estén abiertas para que los migrantes indocumentados puedan pasar. Sin embargo, los coyotes se están aprovechando de esta situación para incentivar su negocio.

Tal vez te interese:  ¿Qué pasará con el asilo en Estados Unidos tras el fin del Título 42?

¿Cómo afecta la eliminación del Título 42?

Ante la eliminación del Título 42, los migrantes que llegaban a Estados Unidos para pedir asilo o cualquier otra protección humanitaria tenían la oportunidad de presentar sus casos ante un juez de inmigración. Este derecho ha quedado cancelado porque ahora los migrantes no reciben una orden de deportación. Solamente se les hace un chequeo de salud superficial y los deportan a México o a Centroamérica.

Con la eliminación de la medida ordenada por el gobierno de Joe Biden, seguirá plenamente vigente la base de la ley migratoria del país; la cual está contemplada en el Título 8.

Los migrantes indocumentados que no puedan establecer una base legal para permanecer en Estados Unidos serán deportados. Los republicanos han criticado el fin de esta medida. Por otra parte, los migrantes sin documentos de admisión serán retenidos en las instalaciones del Departamento de Seguridad Interna (DHS) en espera del procesamiento de inmigración.

Desde que se implementó el Título 42, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) deportó a México y a otros países a 1.7 millones de migrantes que llegaron a Estados Unidos para buscar asilo.

Ante el posible escenario, los funcionarios del DHS están preparados para recibir y procesar hasta 18 mil personas diarias, un número que podría saturar las instalaciones fronterizas.

Como parte de los preparativos, han creado su sede un Centro de Coordinación de la Frontera Suroeste para alinear diferentes agencias que tratan a migrantes. Además, se contratará más personal y voluntarios para procesar los casos de manera eficiente.

El nuevo plan se financiará con recurso provenientes de la ley de asignaciones del año fiscal 2022. Este plan asignó mil 450 millones de dólares extras a las agencias que trabajan en la frontera.