Errores que debes evitar al cambiar de banco

Al cambiar de banco hay errores que son muy comunes, pero te decimos cuáles son para que los puedas evitar. | Foto: Depositphotos
Paisano, cambiar de banco no es una decisión que puedas tomar a la ligera, ya que puedes cometer ciertos errores, te decimos cómo evitarlos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Cambiar de banco no es una decisión que deba tomarse a la ligera, ya que implica algunos trámites y antes de hacerlos hay que averiguar si te conviene o no.

Tal vez te interese:  ¿Cómo abrir una cuenta bancaria en México desde Estados Unidos?

Es importante que evalúes los pros y contras que implica hacer un cambio. Antes de abrir una cuenta bancaria en otra institución financiera, piensa en los beneficios, comisiones, sucursales y atención al cliente, entre otros.

Los errores más comunes al cambiar de banco

Sin embargo, al cambiar de banco puedes cometer ciertos errores por algún descuido, pero para que no te pasen, te damos los más comunes.

1. Pensar que todos los bancos funcionan de la misma forma

Nunca des por hecho que todos los bancos funcionan de la misma forma. Puesto que hay algunas instituciones financieras que todavía no cuentan con la plataforma de pagos instantáneos; así como algunas transferencias no son inmediatas.

2. No revisar las condiciones que te pone el nuevo banco

Esto es básico. Antes de que decidas cambiar de banco, debes revisar las condiciones que te ofrece. A veces, el cambio puede ser peor, por lo que es mejor analizar la oferta antes.

Revisa con mucha atención las cláusulas del contrato de la cuenta y las condiciones que te ponen con las tarjetas. Ojo con toda la información relacionada con los requisitos y comisiones.

Tal vez te interese:  ¿Realmente se puede abrir una cuenta de banco en México desde el extranjero?

3. Olvidarte de cerrar tu cuenta bancaria anterior o cerrarla muy rápido

Al cambiar de banco, no se recomienda vaciar el saldo de una cuenta y olvidarse de ella. Puesto que el banco puede seguir cobrando comisiones de mantenimiento y la cuenta bancaria no se cerrará automáticamente.

Si quieres evitar problemas a futuro, se recomienda cancelar la cuenta bancaria y pedir un justificante de cierre para evitar comisiones y una deuda. Por otra parte, tampoco se aconseja cerrarla muy pronto. Hay que dejarla abierta con un mínimo de saldo durante un tiempo prudente.

4. No dar el número de cuenta actual en el trabajo

Si ya decidiste cambiar de banco, no te olvides de darle el nuevo número de cuenta a tu jefe para que lo pueda actualizar y así recibas tus quincenas en la cuenta actual. También aplica si estás recibiendo una pensión o algún beneficio por desempleo.