Gobierno de Guatemala frenó caravana migrante

Cientos de migrantes se enfrentaron a autoridades de migración, se negaron de acceder al retorno voluntario o realizar controles migratorios durante la primer caravana migrante de 2022 que salió de Honduras. | Foto: VOA / Eugenia Sagastume.
Antes de realizar el retorno muchos de la caravana migrante, varios integrantes se enfrentaron a las autoridades de Guatemala. | Con información de Univision.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las tropas del ejército y de la policía nacional de Guatemala detuvieron el avance de la nueva caravana migrante que salió el pasado sábado desde Honduras.

La caravana migrante tenía como objetivo llegar a Estados Unidos en busca de asilo. Sin embargo, los agentes y soldados rociaron a las personas con gas lacrimógeno. También usaron sus escudos y garrotes contra un grupo de migrantes que intentó romper un cerco en la carretera que une a ambos países en el sector de Vado Hondo.

Tal vez te interese:  Sale nueva caravana migrante de Honduras con rumbo a USA
Tal vez te interese:  Guatemala alerta de posible nueva caravana migrante procedente de Honduras

Asimismo, la caravana migrante había partido desde Tegucigalpa y la integraban mil personas. Durante su trayectoria, varias personas se sumaron al grupo.

Cabe destacar que el contingente estaba integrado por personas migrantes originarias de Honduras, Nicaragua, El Salvador, Venezuela, Cuba, entre otros países. En su mayoría, los regresaron a su país de procedencia, ya que no presentaron requisitos migratorios, ni sanitarios.

Esta caravana inició en momentos en que Estados Unidos y México intentan frenar los desplazamientos masivos iniciados a finales de 2018. Año tras año, se han sumado personas de diferentes nacionales, entre ellos haitianos y venezolanos.

Postura de Guatemala ante caravana migrante

Previo a la salida de la caravana, el Instituto Guatemalteco de Migración (INM) advirtió sobre un posible movimiento masivo de migrantes. Por lo que mantuvo un monitoreo constante para la atención.

Además, la dependencia afirmó que iba a poner puestos de control equipo multidisciplinario en las fronteras. Y reiteró su compromiso por una “migración regular, ordenada y segura”.

Por su parte, la Policía Nacional Civil de Guatemala dijo que fue necesario usar medios disuasivos para desintegrarla. Argumentaron que agredieron a las autoridades nacionales con palos, piedras y envases.

Con información de Univision.