7 consejos para las mujeres migrantes que cruzan por México

Estos consejos son para mujeres migrantes que viajan a través de México solas, con sus hijos o embarazadas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las mujeres migrantes enfrentan diferentes dificultades que los hombres al cruzar por México como indocumentadas. Ellas están expuestas a situaciones de violencia de género frente a las que deben estar preparadas y tomar acciones para defender su integridad.

Entre los riesgos a los que se exponen estas mujeres al cruzar México se encuentran las redes de trata, las violaciones y otro tipo de agresiones físicas y sexuales.

La Hermana Magdalena Silva Renterías, de la Casa de Acogida Formación y Empoderamiento de la Mujer Migrante y Refugiada (CAFEMIN), tiene varios años de experiencia apoyando a mujeres migrantes.

A partir de esta experiencia, la Hermana Magdalena ofrece los siguientes consejos para las mujeres que se han atrevido a cruzar por México aún teniendo niños pequeños o estando embarazadas. Pon atención y pasa esta información si crees que una amiga o familiar tuya puede necesitarla.

Tal vez te interese:  ¿Por qué ocurre la violencia contra las mujeres migrantes y cómo prevenirla?
Tal vez te interese:  ¿Qué apoyos le brinda el Gobierno mexicano a las mujeres migrantes?

1. Las mujeres migrantes deben informarse mientras están en México

En primer lugar, la Hermana Magdalena Silva declara que es sumamente importante que las mujeres se vayan informando al cruzar por México. Siempre deben intentar saber dónde están y qué instituciones hay ahí que puedan ayudarlas.

El Instituto para las Mujeres en la Migración AC (IMUMI), por ejemplo, es una de estas instituciones. También hay albergues que ofrecen alojamiento y acompañamiento exclusivamente a mujeres migrantes que viajan solas o con sus hijos por México.

2. No caminar solas: formar redes al cruzar por México

Otro consejo importante es crear lazos fuertes para protegerse de los peligros al cruzar por México. Para ello, las mujeres pueden acompañarse entre sí o con otros grupos de migrantes que viajen por el país.

De igual forma, pueden acercarse con albergues u organizaciones que las orienten sobre hacia dónde o con quién dirigirse mientras siguen avanzando.

3. Comunicarse constantemente con su familia

Las mujeres deben comunicarse constantemente con sus familiares en México, Estados Unidos o en su país de origen. De esta forma, su familia estará al tanto de por dónde avanzan o con quién están. Así podrán buscarlas más fácilmente en caso de que algo desafortunado suceda.

4. Usar métodos anticonceptivos

Desgraciadamente, uno de los peligros más frecuentes a los que se enfrentan las mujeres migrantes en México y otros lugares de América son las violaciones. Ante ello, desde hace tiempo, las migrantes optan por usar métodos anticonceptivos para evitar embarazos no deseados.

5. Mujeres embarazadas: pidan ayuda si hay una emergencia al cruzar México

Las migrantes embarazadas deben cuidar lo más posible de su salud al cruzar por México. Alimentarse bien y tomar ácido fólico es algo vital, así como no caminar excesivamente y mantenerse hidratadas.

Si aún con estos cuidados se presenta una situación de emergencia, la Hermana Magdalena recomienda pedir ayuda a quien sea: la policía, hospitales, el personal del albergue en el que estés, hasta al Instituto Nacional de Migración.

“Sé que da miedo, pero es mejor proteger su vida y la vida del bebé”, afirma la Hermana Magdalena.

Por otro lado, ella recomienda que las mujeres migrantes se queden en un lugar seguro en México y no sigan su camino hasta haber dado a luz y recuperarse.

6. No confiar en cualquiera, menos si se viaja con niños

Es importante no confiar en cualquier persona en el camino al cruzar México. Si una persona desconocida se acerca a ofrecer o prometer cosas es preferible dudar y acudir a lugares confiables donde se puede recibir apoyo.

Esto puede mantener a las mujeres lejos de redes de trata, secuestros, desapariciones, violaciones y otro tipo de peligros. Y no sólo a ellas: también a sus hijos en caso de que viajen con ellos.

“No desconfiar de todos pero sí tener cuidado y no confiar del todo, reservarse siempre. Estar siempre alerta”, dice Magdalena Silva.

7. Hablar siempre con la verdad

Al llegar a los lugares donde pueden apoyarlas, las mujeres siempre deben hablar con la verdad y exponer sus situaciones de manera clara. Si una mujer intenta cruzar México con sus hijos, también es necesario que exprese las necesidades de sus pequeños.

“El no querer hablar sobre su situación las pone en mayor vulnerabilidad”, declara la Hermana Magdalena. Por el contrario, dice, saber todo lo que están atravesando le da más posibilidades a los otros de ayudarlas.

Es entendible que, al cruzar por México, las y los migrantes escondan información por temor. No obstante, pueden confiar en las organizaciones que sólo intentan ayudarles.

Estos son espacios donde se les va a apoyar, y no tienen nada que ver con el gobierno o con sus modos de trabajo. Por lo tanto, las mujeres migrantes no deben llegar a ellos con una actitud de desconfianza o a la defensiva.