Arrestan a 3 miembros de la Mara Salvatrucha en la frontera de Texas

Arrestan a 3 miembros de la Mara Salvatrucha en la frontera de Texas. | Foto: VOA / Reuters.
Los detenidos, originarios de El Salvador, eran miembros de la Mara Salvatrucha quisieron volver a entrar a la frontera de Texas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Tres inmigrantes salvadoreños, miembros de la Mara Salvatrucha o MS-13, entraron por la frontera de Texas, en Estados Unidos. Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) los arrestaron.

Un cuarto inmigrante, también de origen salvadoreño, resultó arrestado. Sin embargo, ya lo habían detenido anteriormente. Incluso lo habían “condenado con una orden pendiente de Dallas, Texas”, según un comunicado de la entidad gubernamental.

Tal vez te interese:  Emma Coronel, esposa del “Chapo”, se declara culpable de narcotráfico
Tal vez te interese:  Detienen a Mara Salvatrucha cuando intentaba cruzar la frontera

Los inmigrantes detenidos venían en grupos. Uno de ellos había cumplido penas de cárcel por cargos por homicidio agravado en El Salvador.

Otro de los miembros de la Mara Salvatrucha estuvo en prisión por permanecer en Estados Unidos luego de que lo deportaron. Otro “causó lesiones corporales” y lo sentenciaron a 90 días de encarcelamiento en Dallas en 2010. Lo buscaban por agresión sexual a un menor en la misma ciudad.

¿Qué es la Mara Salvatrucha?

La Mara Salvatrucha es una pandilla criminal que inició en la década de los 80 en Los Ángeles, Estados Unidos. No obstante, sus conexiones abarcan hasta El Salvador, Honduras y Guatemala; así como en Italia, Portugal y España.

Dentro de las actividades criminales incluyen actividades como: violación, extorsión, narcotráfico, contrabando de armas, secuestro, robo y asesinatos.

Los miembros de la Mara Salvatrucha se identifican por sus tatuajes que cubren su cuerpo y a veces, la cara. Además, tienen su propio lenguaje de señas. También son conocidos por el uso de violencia y su código moral que consiste en crueles actos de violencia.

Gracias a esa crueldad, la organización delictiva de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera los contrató para el manejo de armas y contrarrestar la fuerza de Los Zetas.