5 señales para saber si un abogado de inmigración es bueno o no

Un buen abogado de inmigración debe cumplir con, por lo menos, cuatro de estas características. | Foto: Pixabay.
Los abogados de inmigración siempre deben ser honestos con sus clientes y reconocer cuando no pueden ayudarlos con sus casos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La abogada Blanca Zarazua, madrina de Amigos de Conexión Migrante, sabe que la comunidad migrante en USA tiene varios obstáculos para acceder a servicios legales de calidad. Dos de estos obstáculos son la desconfianza y la falta de información al momento de contratar a un abogado de inmigración.

Es por eso que la abogada Zarazúa te da estos consejos para identificar a un buen representante legal. De esta forma evitarás caer en estafas. Además, te sentirás seguro al dejar tu caso en manos de un experto.

Al respecto, la abogada Zarazúa te recuerda que cada caso de inmigración es diferente. Por lo tanto, no te bases en lo que te dice tu amigo o vecino: antes de cualquier cosa busca a un experto legal. Sólo así agotarás todos los recursos posibles para regularizar tu estatus.

Tal vez te interese:  ¡Cuidado con los abogados falsos! No seas víctima de un fraude

1. Un buen abogado de inmigración es conocido en la comunidad

Cuando un abogado de inmigración es muy bueno, entonces la comunidad migrante sabe sobre él o lo recomienda entre sus conocidos. Esto es señal de que es un abogado honesto y, además, tiene un compromiso real con los migrantes.

No quiere decir que los abogados poco conocidos no tengan este compromiso o no sean buenos en lo que hacen. Pero, definitivamente, cuando un abogado es reconocido por muchos y no sólo por su trabajo como representante legal, entonces debe ser una persona fiable para llevar tu caso.

2. Te hace muchas preguntas y te pide pruebas

Cualquier buen abogado de inmigración te va a hacer muchas preguntas sobre tu caso. Sólo de esta forma podrá conocerlo a profundidad y saber el tipo de recurso legal que puede emplearse para arreglar tu estatus o problema migratorio.

Por lo tanto, el abogado también te pedirá pruebas de todo lo que le vas contando. De esta forma tendrá mayor evidencia al momento de presentar tu caso frente a las cortes o sabrá si es viable o no hacerlo.

3. Es muy sincero al decirte si puede ayudarte o no

Como apunta Blanca Zarazúa, no todos los casos de inmigración son sencillos para los abogados. Esto puede deberse, por ejemplo, a la falta de pruebas por parte de los clientes o a lo complicado de su situación.

En cualquier caso, tu abogado debe ser sincero contigo y decirte si puede ayudarte o no. No pueden prometerte, por ejemplo, que te darán la ciudadanía si tienes algo en tu historial migratorio que te lo impida.

Tu abogado también debe reconocer cuando un tema no es su especialidad e informarte si te conviene más buscar a otra persona. Para ello, tiene que ser capaz de pensar con frialdad y decir: ¿puedo solucionar esto o no?

Tal vez te interese:  ActionNYC, la iniciativa que brinda ayuda legal gratis a migrantes en NY

4. El cliente decide, pero depende el abogado guiarlo bien

“El cliente es el único que puede decir sí o no”, dice Blanca Zarazúa. Pero, para que los migrantes tomen una buena decisión, su abogado debe ser claro en todo el proceso que llevará su caso de inmigración.

Por otro lado, el cliente no debe entender al 100% los términos legales o conocer de pies al cabeza el sistema migratorio de USA. Sin embargo, sí debe conocer su caso para poder cooperar con el abogado y proporcionarle las pruebas necesarias.

5. Las organizaciones civiles suelen tener buenos abogados de inmigración

Si tu abogado de inmigración es de alguna organización civil, como el Centro Comunitario San Bernardino, entonces puedes estar seguro de que es un buen abogado. Normalmente, estas organizaciones contratan a personas especializadas para proteger a la comunidad como lo necesita.

El problema es que, muchas veces, estas organizaciones están saturadas porque sus abogados no cobran mucho o dan servicios gratis. En estos casos, puedes buscar representantes legales autorizados o abogados de inmigración cerca de tu área. “No son muy difíciles de encontrar”, dice Blanca Zarazúa.