CON SENTIDO | Los migrantes siguen siendo invisibles

En la SRE se hacen de oídos sordos y un discurso de que todo está bien. Nada está bien cuando los empleados consulares están inconformes. 
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Algo muy malo pasa en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) cuando existen quejas permanentes sobre los consulados, sobre los servicios y hasta sobre la falta de insumos para emitir documentos en la red de representaciones de México en Estados Unidos. Esa red consular es una de las más grandes del mundo, con 50 oficinas solo en USA, y en algunas zonas como California, Illinois, Nueva York, la demanda de servicios rebasa la capacidad de los consulados.

Apenas esta semana se supo que no había los “insumos básicos” para emitir matriculas consulares en Estados Unidos. ¿Sabrán quienes trabajan en la ciudad de México lo vital que puede convertirse esa identificación para una persona? No pareciera.

Tal vez te interese:  CON SENTIDO | Escuchar siempre
Tal vez te interese:  Documento de la SRE revela cómo se planeó el despido de empleados consulares en USA

Ayer, luego de mucho insistir, la SRE nos informó que será en la tercera semana de mayo cuando se reanude la emisión de matrículas, que por culpa de la Covid-19, dijeron. Lo mismo informó Relaciones Exteriores en febrero de este año, cuando el sistema de citas Mexitel estaba colapsado. Que habría una nueva instalación de fibra óptica que ayudaría a recibir más llamadas… pero nada sucedió.

Oídos sordos y un discurso de que todo está bien. No está bien cuando ni  los empleados de los consulados están conformes con el trato.  También en febrero, Roberto Velasco, director para América del Norte de la SRE dijo que estaba negociando con el gobierno de Estados Unidos para arreglar la situación ce las visas de trabajo. Sin embargo, los despidos continuaron y se corto el diálogo.

Los consulados, bien que mal, ofrecen un servicio fundamental para los paisanos en Estados Unidos. Muchos de ellos son factor fundamental de cohesión en la comunidad, o realmente tienen cónsules proactivos que participan en la vida de los mexicanos. Sin embargo, no hay ni interés, ni recursos, ni empleados suficientes para resolver la creciente demanda de documentos, servicios y asesorías que requieren los migrantes. Es evidente el desdén y el olvido.

No solo les cancelaron los programas que había para los migrantes como 3×1, no mejoró ni el servicio ni el trato para los mexicanos en Estados Unidos, y mucho menos para quienes cruzan México desde Centroamérica. La política migratoria es que NO HAY política migratoria, ni aquí ni allá.

Facebook: Patricia Mercado Sánchez

Twitter: @patmercado