Minnesota: Daunte Wright, afroamericano asesinado por la policía

Minnesota: Daunte Wright, afroamericano asesinado por la policía
Luego de tener una orden de arresto pendiente, el afroamericano Daunte Wright escapó en su auto. La policía le disparó y murió.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Daunte Wright era un joven afroamericano que murió a manos de la policía durante el domingo en la ciudad de Brooklyn Center, en Minnesota.

El tiroteo sucedió antes de que Daunte Wright, de 20 años, regresara a su auto para tratar de huir. Sin embargo, se estrelló a varias cuadras de distancia. Según la familia, más tarde lo declararon muerto.

Tal vez te interese:  ¿Quién es Derek M Chauvin, el policía que asesinó a George Floyd?
Tal vez te interese:  Tiroteo en Colorado: Joe Biden pide prohibir armas de asalto en USA

Este hecho desató protestas en un área inflamada por las tensiones raciales entre la policía y la comunidad. Todo ocurrió justo en medio del juicio al agente acusado de matar a George Floyd el año pasado.

De acuerdo con el comunicado de la policía de Brooklyn Center, los agentes pararon a un vehículo durante la tarde del domingo. Esto tras determinar que el conductor tenía una orden de arresto pendiente. El conductor volvió al auto y escapó. Un policía disparó y lo impactó.

Protestas por la muerte del afroamericano Daunte Wright

Más tarde varios grupos de manifestantes se juntaron en la jefatura de Policía de Brooklyn Center y se enfrentaron a agentes en equipos antidisturbios hasta la madrugada.

Algunos de los manifestantes saltaron sobre las patrullas y chocaron con los agentes. Otros lanzaron piedras y más objetos.

Cabe destacar que en un primer momento la policía no identificó a Wright ni reveló su raza. No obstante, los manifestantes reunidos en el lugar ondearon banderas de Black Lives Matter.

Otros marcharon de manera pacífica con las manos en alto. En una calle escribieron con gises de colores: “Justicia para Daunte Wright”.

Además, para la 1:15 de la madrugada de este lunes, casi todos los manifestantes se habían dispersado.

Por su parte, Tim Waltz, gobernador de Minnesota, dijo que rezaba por la familia de Wright:

“Mientras nuestro estado llora otra vida de un hombre negro arrebatada por las fuerzas de seguridad”.