Minnesota. Renuncia policía que disparó al afroestadounidense Daunte Wright

Minnesota. Renuncia policía que disparó al afroestadounidense Daunte Wright
La muerte del afroestadounidense Daunte Wright causó protestas. La agente que disparó contra la joven víctima presentó su renuncia.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El pasado domingo, un agente de policía de raza blanca disparó contra un conductor afroestadounidense llamado Daunte Wright. Por lo que el martes presentó su renuncia junto al jefe del Departamento de Policía de Brooklyn Center, en Minnesota.

Mike Elliot, alcalde de Brooklyn Center, dijo que espera que estas medidas ayuden a sanar a la comunidad y conduzcan a la reconciliación después de dos noches de protestas y actos de violencia.

Tal vez te interese:  Minnesota: Daunte Wright, afroamericano asesinado por la policía

La agente Kim Potter y el jefe policial Tim Gannon renunciaron dos días después de la muerte de Daunte Wright, de 20 años.

Potter es una veterana con 26 años de servicio. Luego del tiroteo del domingo la pusieron en suspensión administrativa. Cabe destacar que los hechos sucedieron cuando la ciudad estaba tensa por el juicio del policía que asesinó a George Floyd.

Gannon, el jefe policial, había dicho que creía que Potter desenfundó su arma por error al intentar usar su pistola taser, aparato que genera descargas eléctricas para controlar a personas que ofrecen resistencia física a su arresto.

Asimismo, en la grabación de su cámara corporal se escucha a la oficial gritar: “¡Taser, taser!”.

El alcalde dijo que apreciaba que Potter haya presentado su renuncia y aclaró que él no se la pidió. También afirmó no saber si lo hizo tras escuchar que la iban a despedir.

Protestas por la muerte del afroestadounidense Daunte Wright en Minnesota

La muerte de Daunte Wright generó nuevas protestas y actos de violencia. Tal como ha ocurrido en casos anteriores con otros afroestadounidenses baleados por policías.

Durante el lunes, cientos de personas se congregaron a última hora frente a una estación de policía en Minnesota para protestar por la muerte de Wright. La policía de Brooklyn Center disparó gases lacrimógenos para tratar de dispersar a la multitud.