Migrantes que esperan asilo en campamento de Tijuana están en condiciones “precarias”: Colef

Foto: AP / Voz de América
Los más de mil migrantes en el campamento de El Chaparra, Tijuana, viven bajo pequeñas lonas en una plaza, la banqueta o la calle.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los más de mil migrantes instalados en el campamento El Chaparral, en Tijuana, Baja California, enfrentan problemas críticos como falta de sanitarios, de espacios y hacinamiento, denunció el Colegio de la Frontera Norte (Colef) en su más reciente informe.

El Colef calificó las condiciones de vida del campamento, instalado hace casi dos meses cerca de la garita de El Chaparral, como extremadamente precarias.

Tal vez te interese:  CNDH reconoce abusos de las autoridades con migrantes retornados; Colef propone crear nuevo instituto
Tal vez te interese:  EN FOTOS: Así viven los migrantes estancados en la frontera entre México y USA

Las más de mil personas, principalmente migrantes originarios de Centroamérica, en el campamento viven bajo pequeñas lonas en una plaza, la banqueta o la calle. Además, estas lonas no son suficientes para protegerlos de un clima que ha sido frío y lluvioso.

Además, la situación a la que se enfrentan los migrantes en Tijuana se ve empeorada por la pandemia. Debido al amontonamiento y la falta de espacio en el campamento, en ningún momento se respeta la sana distancia.

A esta situación se suma la ausencia de las autoridades, tanto estatales como internacionales. Los problemas y necesidades son resueltos por los migrantes, quienes optaron por organizarse. Son los mismos migrantes quienes dan clases a los niños, crearon una cocina comunitaria, incluso se encargan de las tareas de seguridad.

Promesas de Biden, uno de los detonadores de la crisis de los migrantes

De acuerdo con el “Informe sobre las condiciones de estancia en el campamento de refugiados del Chaparral en la frontera de Tijuana”, realizado por el Colef, esta situación se debe, en parte, a la cancelación del programa “Quédate en México” por parte del presidente Joe Biden,

Debido a la decisión de Biden se desmanteló el campamento de Matamoros, en Tamaulipas, que llegó a concentrar 2 mil migrantes.

Sin embargo, cancelar el programa “Quédate en México” sin un plan alterno hizo que apareciera otro campamento para migrantes en Tijuana.

Desde mediados de febrero, más de 300 familias originarias principalmente de Honduras, y en menor medida de otros países centroamericanos, de México, Haití y Cuba, se instalaron en el sitio con pequeñas carpas y tiendas.

Aunque México y Estados Unidos han dialogado para resolver la situación, ambos países no han sido claros en las medidas que tomarán para atender a todos los migrantes varados en Tijuana mientras esperan un proceso migratorio.