Semana Santa: ¿Qué celebramos el Domingo de Ramos?

Una de las tradiciones más antiguas en Semana Santa es la procesión del Domingo de Ramos. | Foto: Cathopic.
El Domingo de Ramos es la primera celebración de la Semana Santa. Con ella recordamos cuando Jesús hizo su entrada triunfal a Jerusalén. Un texto de ACI Prensa.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Con el Domingo de Ramos comienza la Semana Santa. En esta ocasión se recuerda la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén en medio de una multitud que lo aclamó como el Mesías.

Tal vez te interese:  9 cosas que debes saber sobre el Domingo de Ramos

El Domingo de Ramos se caracteriza por la bendición de las palmas, la procesión, la Misa y la lectura del relato de la Pasión durante la Eucaristía. Además, se entrecruzan las dos tradiciones litúrgicas que han dado origen a esta celebración: la de Jerusalén y la de Roma.

En la tradición litúrgica de Jerusalén se recuerda el gesto profético de Jesús siendo aclamado al ingresar como Rey de Paz y el Mesías. Pero también se recuerda que después lo condenan para el cumplimiento de las profecías.

El Evangelio de San Mateo, por su parte, narra que la gente alfombraba el camino por el que pasaría Cristo y gritaba:

“Bendito el que viene como Rey en nombre del Señor. Paz en el cielo y gloria en lo alto”.

Durante la conmemoración del Domingo de Ramos, los fieles participan en una procesión. Esta tradición data del siglo IV y se originó en Jerusalén. En ella, las personas deben llevar en las manos ramos de palma, olivos u otros árboles, y entonar cantos adecuados.

Los sacerdotes y los ministros, llevando también ramos, deben marchar delante del pueblo.

La bendición de los ramos y palmas tiene lugar antes de la procesión. También se debe instruir a los fieles cristianos a que conserven en sus casas, junto a las cruces o cuadros religiosos, los ramos bendecidos como recuerdo de la victoria pascual del Señor Jesús.

La segunda tradición litúrgica es la de Roma. Ésta nos invita a entrar conscientemente en la Semana Santa de la Pasión gloriosa y amorosa de Cristo, anticipando la proclamación del misterio en el Evangelio de Mateo (26:14-27:66).

Para el bien espiritual de los fieles, conviene que se lea por entero la narración de la Pasión y que no se omitan las lecturas que la preceden. Terminada la lectura de la Pasión no debe omitirse la homilía.

Domingo de Ramos 2021

Debido a la situación extraordinaria por la pandemia mundial del coronavirus, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó algunas recomendaciones dirigidas a los obispos para las celebraciones de la Semana Santa 2021.

Para el Domingo de Ramos se aplican las mismas indicaciones del pasado año. Es decir, se establece que “la Conmemoración de la Entrada del Señor en Jerusalén se celebre en el interior del edificio sagrado; en las iglesias catedrales se adopte la segunda forma prevista del Misal Romano; en las iglesias parroquiales y en los demás lugares, la tercera”.

Además, el texto del 2021 de la Congregación anima a “preparar subsidios adecuados para la oración en familia y personal, potenciando también algunas partes de la Liturgia de las Horas”.

Tal vez te interese:  Semana Santa 2021: cómo vivir esta época en casa por la pandemia

De acuerdo con el calendario del Vaticano, el domingo 28 de marzo, Domingo de Ramos y de la Pasión del Señor, el Papa Francisco celebrará en la Basílica de San Pedro la Santa Misa a las 10:30 a.m. (hora de Roma). Al terminar, dirigirá desde allí el tradicional rezo del Ángelus.

Texto de ACI Prensa.