Tres formas de enviar remesas a México desde Estados Unidos

Tres formas de enviar remesas a México desde Estados Unidos
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las remesas son una parte fundamental de la economía global. En México, hoy en día una de las principales fuentes de divisas proviene del dinero enviado por mexicanos desde los Estados Unidos.

Gracias a la digitalización, a lo largo de los últimos años, estas transferencias entre Estados Unidos y los países latinoamericanos han logrado evolucionar. Pero ¿Cuáles son las mejores alternativas para enviar remesas de un país al otro?

Tal vez te interese:  Migrantes mexicanos rompen récord en remesas pese a la pandemia
Tal vez te interese:  Paisanos se hicieron ver cuando México más los necesitó; remesas alcanzan máximos históricos en 2020

A continuación, te detallamos tres maneras de enviar dinero desde Estados Unidos a México.

Criptomonedas

Criptodivisas
Foto: Pexels

Las criptomonedas son una buena forma de enviar remesas, ya que utilizan un sistema de transacciones encriptado y, por lo tanto, completamente seguro. Este «dinero digital» es muy sencillo de usar y opera en sistemas blockchain, como Bitcoin o Ethereum. Afortunadamente, hacer transacciones como comprar Ethereum u otras criptomonedas para enviar remesas hoy en más fácil y menos costoso que otros métodos. Entre los beneficios de esta divisa virtual se encuentran sus bajísimas comisiones. En 2019, por ejemplo, el costo promedio de transacciones en Ethereum fue de solo 0,002 dólares.

La comercialización de las criptomonedas no está controlada por ningún gobierno. Esto brinda libertad financiera, aunque también obliga a tener cierta cautela, ya que su precio no se decreta de manera oficial sino que se rige por las normas de la oferta y la demanda, otorgándole un valor volátil.

Transferencias digitales

Otra de las múltiples alternativas para enviar remesas a México es realizar una transferencia desde una compañía que preste servicios financieros, como Western Union, Vigo o MoneyGram. Esto permite que la remesa pueda retirarse en una gran cantidad de tiendas que cuenten con estos servicios, desde una farmacia hasta un autoservicio.

Los servicios de transferencia de dinero son seguros, ya que las compañías de transferencias deben seguir ciertas regulaciones en los países donde operan. Sin embargo, las tasas pueden ser más elevadas. Según el Banco Mundial, las comisiones por transacción rondan el 4%. Además, las transferencias no son reversibles; una vez que envíes el dinero, no hay forma de recuperarlo.

Transferencias bancarias

Foto: Pixabay

Si deseas utilizar una forma más clásica de enviar dinero, puedes hacer uso de una transferencia bancaria. Para esto, es necesario tener una cuenta en un banco estadounidense (¡hay que averiguar si ese banco tiene convenios directos con México!).

Los bancos estadounidenses más conocidos son Bank of America, Citibank y Wells Fargo. En el caso de que la persona receptora de la remesa tenga una cuenta en el mismo banco, es posible reducir o inclusive eliminar cualquier tasa de transferencia. De lo contrario, las tasas de comisión podrían ser bastante más elevadas.

Tal vez te interese:  Transferencias electrónicas acaparan el 99% del mercado de las remesas

Conclusión

En el 2020, las remesas enviadas por los mexicanos desde Estados Unidos superaron todas las expectativas e impusieron un nuevo récord, a pesar de la crisis financiera generada por la pandemia de Covid-19.

Según el banco BBVA, durante el 2020 el 99% de envío de remesas ha sido a través de transferencias electrónicas. Esto nos dice que, si bien hay varias formas de realizar envíos de dinero a otros países, las plataformas digitales se han convertido en las favoritas gracias a su rapidez, efectividad y seguridad.