Casi mil empleados en centros de detención dan positivo a Covid-19

Casi mil empleados en centros de detención dan positivo a Covid-19
ICE reportó 45 casos de Covid-19 entre su personal directo. Sin embargo, la mayoría de los empleados trabajan para contratistas privados
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

CoreCivic, The GEO Group, Management & Training Corporation y LaSalle Corrections informaron de infecciones de Covid-19 entre sus empleados.

ICE reportó 45 casos de Covid-19 entre su personal directo de los centros de detención.

Sin embargo, la mayoría de los empleados de los centros privados trabajan para contratistas privados y no están incluidos en el recuento de de la agencia.

Legisladores han expresado preocupación por la propagación del virus dentro de los casi 70 centros en todo el país.

Más de 3 mil inmigrantes bajo custodia de ICE han dado positivo por coronavirus, algunos se han recuperado, otros han sido liberados y han muerto.

Kathleen Rice, presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, dijo que entre los empleados hubo informes de racionamiento de equipos de protección personal, atención médica inadecuada y retrasos en las pruebas.

Tal vez te interese:  ICE detiene a varios migrantes durante una redada en Nueva York

Cifras personal contagiado por Covid-19

CoreCivic dijo que cerca de 500 de sus casi 14 mil empleados dieron positivo.

Geo Group dijo que 167 de sus 3 mil 700 empleados dieron positivo, 69 ya se han recuperados y uno sigue hospitalizado.

 LaSalle dijo que tenía 144 empleados con pruebas Covid-19 positivas, de sus aproximadamente 3 mil empleados de la compañía.

MTC dijo que 73 de sus mil 200 trabajadores habían dado positivo.

ICE no hizo comentarios sobre las cifras o las alegaciones planteadas en la audiencia.

Actualmente hay cerca de 22 mil 580 detenidos bajo custodia de ICE, una caída dramática de los más de 50 mil migrantes detenidos en promedio diariamente durante el año fiscal 2019.

Los arrestos en la frontera entre Estados Unidos y México han disminuido en los últimos meses y los tribunales han ordenado liberaciones, citando riesgos de coronavirus.